Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Papa destituye de alto cargo al cardenal que se opone con más fuerza al matrimonio gay

El papa francisco atiende a feligreses en el Vaticano el 8 de noviembre del 2014. (AP Foto/Riccardo De Luca)

CIUDAD DEL VATICANO (AP) — El papa Francisco removió el sábado al cardenal estadounidense Raymond Burke, quien defendió campañas para negar la comunión a los políticos católicos que apoyan la legalización del aborto, de otro alto cargo en el Vaticano.


Publicidad

La remoción de Burke como titular de la corte suprema de la Santa Sede había sido anticipada. El año pasado, Francisco retiró a Burke de la poderosa Congregación para los Obispos. Cuando dirigía la diócesis de St. Louis entre 2003 y 2008, Burke participó en una campaña que solicitaba negar la comunión a los políticos católicos partidarios de legalizar el aborto.

Francisco trasladó a Burke de su cargo en la corte suprema al puesto mayormente ceremonial de patrono de la Soberana Orden Militar de Malta, una organización de caridad que administra hospitales y asilos para ancianos en distintas partes del mundo.

El mes pasado, Burke contribuyó a la resistencia del ala conservadora contra toda posible flexibilización de las reglas que prohíben la comunión para los católicos divorciados y vueltos a casar. También cuestionó las denuncias del papa a los excesos del capitalismo.

El cardenal de 66 años todavía tiene casi una década para seguir desempeñando cargos en el Vaticano.

Su discurso estridente y sus preferencias por las vestimentas elegantes y anticuadas contrastan con el tono sencillo, informal y casi espartano que Francisco ha establecido desde el comienzo de su papado.

Francisco ha dicho que la jerarquía eclesiástica no debería concentrarse demasiado en el aborto y el matrimonio homosexual sino en hacer la iglesia más receptiva. Por su parte, Burke ha dicho a una emisora católica que “todo lo que se diga sobre el aborto y el matrimonio gay es insuficiente”.