Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Médicos piden más investigación para mejorar la vida de los niños prematuros

Médicos atienden a un recién nacido. Foto de Archivo, La República.

Washington, 17 nov (EFE).- La comunidad científica reclama, con motivo de celebrarse hoy el Día del Nacimiento Prematuro, más investigación para conocer mejor las causas del nacimiento anticipado, cuyas complicaciones causan la muerte diaria de 3.000 niños en todo el mundo.


Publicidad

“La gran preocupación es que no tenemos soluciones porque no tenemos suficiente conocimiento de por qué se producen los nacimientos prematuros y no sabemos las medidas preventivas”, señaló en declaraciones a Efe el doctor José Belizán.

Belizán es coeditor del equipo de revisión técnica del informe “Nacidos Demasiado Pronto: Informe de Acción Global sobre Nacimientos Prematuros”, que realizó la Organización Mundial de la Salud (OMS) con varias ONG, como Save the Children y March of Dimes.

Su mensaje en este día es que después de que se han logrado reducir las causas de muertes por enfermedades infecciosas “es necesaria más inversión para la investigación” que permita mejorar los resultados de supervivencia de los neonatos.

El nacimiento prematuro es la principal causa de mortalidad entre los recién nacidos (durante las primeras cuatro semanas de vida), según la OMS, que estima que cada año nacen unos 15 millones de niños prematuros (antes de que se cumplan las 37 semanas de gestación), una cifra que está aumentando.

En Estados Unidos, 1 de cada 9 bebés es prematuro.

El obstetra explicó que hay factores relacionados que pueden influir, como por ejemplo un escaso intervalo entre embarazos, por eso aseguró que “es muy importante mejorar la planificación familiar y que las mujeres tengan acceso a controles de natalidad para espaciar los embarazos”.

También apuntó a la reducción del número de embriones que se transfieren en los tratamientos de fertilidad y la eliminación de las cesáreas antes de las 39 semanas de gestación.

Los factores de riesgo relacionados con los nacimientos prematuros incluyen la obesidad y la hipertensión arterial.

El científico del departamento de investigación en Salud de la Madre y el Niño del Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria en Argentina destacó la importancia de mejorar la atención del recién nacido con técnicas como “madre canguro”, que consiste en mantener al bebé prematuro en contacto con la piel de la madre para darle calor y facilitar la lactancia.

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio de Naciones Unidas incluyen una reducción de dos tercios de la mortalidad infantil en menores de cinco años entre 1990 y 2015.

Según un estudio de la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg, de las 6,3 millones muertes estimadas de niños menores de cinco años en 2013, las complicaciones del nacimiento prematuro causaron casi 1,1 millones de muertes.

El estudio realizado con el apoyo de la OMS y de la Escuela de Higiene & Medicina Tropical de Londres apunta que en 2013 las complicaciones directas del nacimiento prematuro supusieron 965.000 muertes durante los primeros 28 días de vida, con unas 125.000 muertes adicionales entre el primer mes y los cinco años.

Los países con el mayor número de muertes de recién nacidos anual por complicaciones del nacimiento prematuros son: India (361.600), Nigeria (98.300), Pakistán (75.000), República Democrática del Congo (40.600), China (37.200), Bangladesh (26.100), Indonesia (25.800), Etiopía (24.400), Angola (15.900) y Kenia (13.300).

En América Latina, unos 35.000 niños mueren cada año por complicaciones del nacimiento prematuro.

Brasil encabeza la lista con 9.000 casos, seguido por México (6.000), Colombia (3.500), Argentina (2.400), Venezuela (2.200), Perú (2.000), Guatemala (1.900), Bolivia (1.600), Ecuador (1.500) y Honduras (1.100).

Más de 200 países, organizaciones no gubernamentales e instituciones participan este año en el Cuarto Día Mundial del Nacimiento Prematuro con una campaña de actividades como la iluminación de edificios emblemáticos de color púrpura como el Empire State de Nueva York, para llamar la atención del público y crear conciencia. EFE