Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Dama de Blanco agredida fue dada de alta de hospital, según Fariñas

Las damas de blanco en una protesta pacífica. Foto de Archivo, La República.

La Habana, 2 dic (EFE).- La miembro del grupo opositor cubano Damas de Blanco María Arango Percival, que fue apuñalada el 25 de noviembre en una reunión con otros disidentes en Santa Clara (centro), recibió el alta hospitalaria y está en su casa, informó hoy a Efe el psicólogo y periodista independiente Guillermo Fariñas.


Publicidad

No obstante, los médicos recomendaron a la disidente que se mantenga en observación “porque tiene un neumotórax en la pleura izquierda y si presenta alguna complicación habrá que intervenirla”, explicó el disidente cubano.

María Arango, de 45 años, fue agredida hace una semana con dos puñaladas en el lateral izquierdo del tórax por un hombre identificado como José Alberto Botell cuando participaba en una reunión del grupo disidente Frente Antitotalitario Unido (FANTU) en la casa de su coordinador general y portavoz, Guillermo Fariñas.

Según la versión de Fariñas, el ataque era contra él pero salió ileso porque rápidamente se interpusieron para protegerle otros cuatro opositores de los presentes en la reunión.

Fariñas, premio Sájarov a los derechos humanos del Parlamento Europeo en 2010, explicó que tras las denuncias realizadas contra Botell, este fue arrestado y “lo están instruyendo de cargos”.

El disidente cubano insistió en sus sospechas de que este hombre es un “agente” infiltrado por el Gobierno en el grupo disidente aunque admitió no tener evidencias concretas al respecto.

Para el líder de FANTU, este suceso se enmarca en “una escalada organizada por la Seguridad del Estado para eliminar a un grupo de opositores que mantenemos un prestigio muy alto”.

Fariñas hizo estas declaraciones a Efe vía telefónica cuando el disidente se dirigía este martes al aeropuerto de La Habana para tomar un vuelo rumbo a México, donde participará en una reunión con exiliados cubanos organizada por la Fundación Konrad Adenauer, según explicó.

El Gobierno cubano considera a los opositores como “contrarrevolucionarios” y “mercenarios” al servicio de Estados Unidos. EFE