Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Hay conmoción en Filadelfia por la visita del papa Francisco

Papa Francisco habla con la prensa durante el vuelo de Sri Lanka a Manila, Filipinas, jueves 15 de enero de 2015. (AP Foto/Alessandra Tarantino, Pool)

FILADELFIA (AP) — Los novios de Filadelfia Natalie Suresch y Joe Felicetti habían escogido el 26 de septiembre para su boda y empezaron a hacer planes. Reservaron para la fiesta el edificio de una antigua fábrica en un barrio histórico, contrataron un DJ y Suresch compró su vestido.


Publicidad

Entonces el papa Francisco anunció que visitaría la ciudad… ese mismo día, lo que los obligó a aplazar sus planes. “No pudimos competir con el papa”, dijo la novia.

La historia de la Suresch y Felicetti tiene una moraleja para cualquiera que está planeando hacer algo en Filadelfia durante la última semana de septiembre, cuando el pontífice prevé realizar su primera visita a Estados Unidos. Los organizadores dicen que 1,5 millones de personas viajarán a la ciudad para ver a Francisco como parte del Encuentro Mundial de Familias.

Suresch y Felicetti se enteraron cuando la hermana de él los llamó para decir que esperaba asistir a la boda de su hermano menor y de paso ver al Santo Padre.

Al principio, la pareja estaba preocupada, pero no asustada. Empezaron a buscar hoteles para sus invitados. No había nada en 15 kilómetros a la redonda. Ni siquiera en 75 kilómetros.

“Tuve un momento de pánico, 20 minutos de llanto histérico. Le gritaba a Joe sin ningún motivo”, dijo Suresch, de 35 años, gerente de una mueblería. “Él estaba paralizado, como un ciervo ante los faros de un coche”.

“Llamé a la mujer de la sala un domingo a las 9 de la noche para cambiar la fecha y para que ella dejara de llorar”, dijo Felicetti, arquitecto de 41 años. La nueva fecha es el 9 de octubre.

Funcionarios de turismo y hotelería dicen que nunca han visto cosa parecida al impacto de la visita papal.

“La visita cambia todo el paradigma”, dijo Jack Ferguson, presidente de la Oficina de Convenciones y Visitantes.

Para ilustrar la situación, Ferguson dijo que había que imaginar un fin de semana con varios eventos simultáneos: una convención de 30.000 personas, conciertos de Beyonce y Jay-Z y finales de campeonato con los equipos locales de fútbol americano, béisbol, hockey, la NBA y el fútbol soccer.

“Eso te da una idea de la magnitud de lo que va a suceder”, dijo.