Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Papa a los cardenales: “lo mundano aturde más que el aguardiente en ayunas”

En esta imagen proporcionada por el periódico del Vaticano L' Osservatore Romano, el papa Francisco saluda a sor Cristina Scuccia, quien le entrega una copia de su primer CD, al final de la audiencia general de la semana en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, el miércoles 10 de diciembre del 2014. (AP Foto/L'Osservatore Romano)

Ciudad del Vaticano, 23 ene (EFE).- El papa Francisco recordó a los nuevos cardenales que serán proclamados el 14 de febrero que su cargo es “un servicio” y les instó a aceptarlo “con humildad” y a evitar “el espíritu mundano“, que “aturde más que el aguardiente en ayunas”.


Publicidad

Lo hizo en una carta publicada hoy por el diario oficial vaticano “L’Osservatore Romano” y enviada el 4 de enero, cuando, tras el Ángelus dominical, anunció la designación de 20 nuevos cardenales, procedentes de países como España, Uruguay, Panamá y México.

“Mantenerse con humildad durante el servicio no es fácil cuando se considera el cardenalato como un premio, como la culminación de una carrera, de una dignidad de poder y de una distinción superior”, advirtió Bergoglio.

Les pidió “recordar que ser cardenal significa encomendarse a la diócesis de Roma para dar testimonio de la Resurrección de Señor y darla totalmente, hasta la sangre si fuera necesario”.

“Muchos se alegrarán por esta nueva vocación y, como buenos cristianos, lo celebrarán, porque es propio del cristiano disfrutar y saber festejar. Acéptalo con humildad. Solo trata de que, en estas fiestas, no se insinúe el espíritu mundano que aturde más que la grappa (aguardiente) en ayunas, desorienta y separa de la cruz de Cristo”, recomendó.

Los nuevos cardenales nombrados por el pontífice serán 20, de los cuales 15 serán electores, es decir, que podrán votar y ser votados en un cónclave, y 5 serán no electores, que no tendrán voto ni posibilidad de ser elegidos pero sí que tendrán voz.

Entre los electores, están los arzobispos de Valladolid (España), Ricardo Blázquez; Morelia (México), Alberto Suárez Inda; David (Panamá), José Alberto Lacunza Maestrojuán, y Montevideo, Daniel Fernando Sturla Berhouet.

El resto son el marroquí Dominique Mamberti, el portugués Manuel José Macário do Nascimento Clemente, patriarca de Lisboa; el etíope Berhaneyesus Demerew Souraphiel, arzobispo de Adis Abeba; el neozelandés John Atcherley Dew, arzobispo de Wellington, y los italianos Edoardo Menichelli y Francesco Montenegro.

También el vietnamita Pierre Nguyên Nhon, arzobispo de Hanoi; el birmano Charles Maung Bo, arzobispo de Yangon; el tailandés Francis Xavier Kriengsak Kovithavanij, arzobispo de Bangkok; el caboverdiano Arlindo Gomes Furtado, obispo de Santiago de Cabo Verde, y Soane Patita Paini Mafi, obispo de Tonga.

Los no electores son José de Jesús Pimiento Rodríguez, arzobispo emérito de Manizales (Colombia); el italiano Luigi De Magistris, arzobispo titular de Nova; el alemán Karl-Joseph Rauber, arzobispo titular de Giubalziana (Túnez); el argentino Luis Héctor Villalba, arzobispo emérito de Tucumán, y el mozambiqueño Júlio Duarte Langa, obispo emérito de Xai-Xai.

Tras el consistorio, el número de cardenales ascenderá a 228, de los cuales 125 serán electores, y el colegio cardenalicio tendrá representación de 73 países de todo el mundo. EFE