Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El papa expresa su deseo de que los procesos eclesiásticos sean gratuitos

Ciudad del Vaticano, 23 ene (EFE).- El papa Francisco recordó hoy que “los sacramentos son gratuitos” y por esta razón mostró su deseo de que todos los procesos eclesiásticos, también los que afectan al matrimonio, estén exentos de coste.


Publicidad

El pontífice realizó esta afirmación en su discurso a los jueces, oficiales y colaboradores del Tribunal de Rota, encargado de validar los matrimonios católicos, y a quienes recibió con motivo de la inauguración del Año Judicial en el Vaticano.

“Para favorecer un acceso real de todos los fieles a la justicia de la Iglesia, me gusta subrayar que un relevante número de causas ante la Rota Romana son gratuitas para las partes que, por las precarias condiciones económicas que presentan, no pueden valerse de un abogado”, dijo.

Pero añadió: “Los sacramentos son gratuitos. Los sacramentos nos conceden la gracia. Y un proceso matrimonial afecta al sacramento del matrimonio. ¡Cuánto me gustaría que todos los procesos fuesen gratuitos”.

Sus palabras recordaron a las que pronunció el pasado noviembre, cuando lamentó que algunas parroquias se hayan convertido en “casas de negocio” al cobrar por la celebración de sacramentos como los bautizos o las bodas.

“Cuántas veces entramos en una iglesia, aún hoy, y hemos visto la lista de los precios para el bautismo, la bendición, las intenciones para la misa. Y el pueblo se escandaliza”, exclamó entonces.

Este viernes el papa argentino se refirió a “la crisis del matrimonio” y aseguró que la Iglesia católica es consciente del “sufrimiento de muchos núcleos familiares que se disgregan, dejan atrás los restos de relaciones afectivas, proyectos y expectativas comunes”.

“El juez está llamado a realizar su análisis judicial cuanto se duda sobre la validez del matrimonio, para estudiar si hay un vicio originario”, refirió ante el personal de la Rota.

Asimismo se dijo consciente de que hoy en día hay un gran número de fieles “en situación irregular” debido a la influencia de una “difundida mentalidad mundana”.

En ocasiones, según Bergoglio, “la fe se ve privada de su valor orientativo y normativo, dejando a los comprometidos con su propio egoísmo y con las presiones de la mentalidad vigente, convertida en dominante por los medios de comunicación”.

También recordó a los miembros del Tribunal la que, a su juicio, es su “misión más difícil”: “no bloquear la salvación de las personas en los atolladeros del ámbito judicial”. EFE