Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Condenan en Chile los actos vejatorios a alumnos novatos de universidades

Cerro San Cristóbal, en la ciudad Santiago de Chile. Foto de Archivo, La República.

Santiago de Chile, 23 mar (EFE).- El Instituto Nacional de la Juventud (INJUV) condenó hoy los actos públicos humillantes, incluidos juegos de connotación sexual, que se ven obligados a realizar los alumnos novatos en las universidades e institutos profesionales por los estudiantes de cursos superiores.


Publicidad

El Director Nacional del INJUV, Nicolás Preuss, señaló a través de un comunicado de prensa que las actividades relacionadas con las “bienvenidas universitarias”, sólo buscan degradar y denigrar a los nuevos alumnos “sometiéndolos a actos públicos humillantes y que en muchas ocasiones vulneran los derechos de los jóvenes”.

La autoridad hizo un llamado a estudiantes, universidades y organismos de Derechos Humanos a terminar y condenar las prácticas que vulneran gravemente la dignidad de los jóvenes, las que comprometen la integridad física y psíquica.

Preuss señaló que los llamados “mechoneos” (recibimientos) son una tradición en las universidades chilenas y últimamente también de los institutos profesionales, donde alumnos de cursos superiores reciben a los novatos, sometiéndolos a todo tipo de actos, juegos y pruebas, que sólo buscan avergonzar a los recién matriculados.

A su juicio, con el tiempo estas prácticas se han vuelto cada vez más agresivas y denigrantes.

“Ya es insostenible, día a día nos sorprendemos al ver en los noticieros imágenes de decenas de jóvenes obligados a participar de juegos sexuales y sometidos a una serie de vejaciones en público, contra su voluntad y en completa impunidad por parte de los autores de estas vulneraciones”, añadió.

El Director Nacional del INJUV llamó a los jóvenes universitarios a no caer en excesos y respetar la decisión de quienes no quieren formar parte del “mechoneo”.

Pidió que las federaciones de estudiantes y autoridades universitarias y de los institutos profesionales se hagan cargo de la situación, estableciendo límites “y asegurando a los nuevos alumnos un trato digno”.

“No es posible que las universidades y federaciones se desentiendan de lo que sucede en los mechoneos. Ellos deben asegurar el respeto y seguridad a todos sus estudiantes”, enfatizó.

Sostuvo que tampoco es posible que los alumnos a cargo del “mechoneo” actúen en completa impunidad “obligando a todos a formar parte de juegos de connotación sexual o de actividades que ponen en riesgo su integridad y salud con alimentos en mal estado, químicos y productos no aptos para el contacto humano”.

En esta línea, el INJUV hizo un llamado al Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) a hacerse parte de la situación.

“Estamos frente a vulneraciones graves, donde a muchos jóvenes no se les respeta su derecho a la objeción de conciencia, ni sus creencias religiosas o morales, obligándolos a ser parte de actividades que van contra sus valores y convicciones”.

Preuss dijo que los alumnos novatos no sólo se sienten obligados socialmente por la presión del grupo. En muchas ocasiones se les amarra y se les impide abstraerse de estas tradiciones, sin escuchar razones y además despojándolos de sus ropas y exigiéndoles solicitar limosnas para recuperar sus pertenencias.

Anunció que El Instituto Nacional de la Juventud apoyará con asesoría legal y psicológica a todos los estudiantes que se han sentido vulnerados en sus derechos, para guiarlos en el proceso de denuncia.

En estos días es parte del paisaje santiaguino presenciar a decenas de muchachos jóvenes casi desnudos, descalzos, bañados de pies a cabeza en vinagre; con trozos de pescados, carne de cerdo, su pelo pintado de todos colores, y pidiendo dinero a los transeúntes y automovilistas. EFE