Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Advierten de posibles explosiones en el volcán Tungurahua

Patate, 18 de octubre del 2013. El volcán Tungurahua visto desde el cantón Patate con explosiones de ceniza e incandescencia. APIFOTO/Carlos Campaña

Quito, 9 abr (EFE).- Tras la reactivación esta semana del volcán ecuatoriano Tungurahua, no se descarta que puedan ocurrir explosiones fuertes, según se desprende de un informe difundido hoy por el Instituto Geofísico (IG) de la Escuela Politécnica Nacional.


Publicidad

El informe presenta dos “escenarios” de la probable evolución de la actividad volcánica y el primero de ellos señala que “se podrían dar una o varias explosiones de alta energía” y la salida de “grandes cantidades de material” que formarían columnas o nubes de ceniza y gases.

Además, añade el reporte, “se podrían producir flujos piroclásticos (rocas incandescentes), dependiendo de la energía de las explosiones y el volumen de magma involucrado”.

“Durante las siguientes semanas se pueden registrar más explosiones con tamaño variable” y enjambres de sismos leves de tipo “largo periodo”, relacionados con el movimiento de fluidos en el interior del edificio volcánico, y vulcano tectónicos, por la fractura de rocas.

Ello acompañado de una “una caída relativamente continua de ceniza”, como ya ocurrió durante un pulso eruptivo registrado en febrero del año pasado.

Este “escenario” sería el más probable dada las actuales condiciones y mediciones sismográficas efectuadas por el IG, que tampoco descarta, como otra posibilidad, el inicio de “un periodo de actividad eruptiva en forma gradual”.

Ese “escenario” supondría la generación de emisiones de gas y ceniza y explosiones que irían “aumentando su frecuencia de ocurrencia y su tamaño” o magnitud.

“Con el paso del tiempo se podría tener una pérdida de permeabilidad en el cuerpo de magma, provocando explosiones pequeñas a moderadas (en magnitud) con una baja probabilidad de formar flujos piroclásticos mayores”, como ya ocurrió en el pulso registrado en marzo de 2013, explica el informe.

De momento, la actividad se caracteriza por la emisión constante de ceniza que, por efecto del viento, se ha dirigido al occidente de la montaña y ha caído en poblados como El Manzano, Choglontús, Quero, Chacauco, Bilbao y Pillate.

El IG consideró hoy que la actividad del Tungurahua es “alta”, pese a que esta tarde se notó una disminución del tremor registrado desde que empezó el actual pulso.

En las últimas 24 horas se han registrado 280 sismos leves de “largo periodo”, 47 periodos de tremor o temblor constante por las emisiones de gas y ceniza y una explosión.

El Tungurahua, de 5.016 metros de altura y situado a unos 180 kilómetros al sur de Quito, empezó su actual proceso eruptivo en 1999 y desde entonces ha intercalado pulsos de alta actividad y periodos de relativa calma.

Este volcán forma parte del más de medio centenar de volcanes que hay en Ecuador y, junto al Reventador y al Sangay, es actualmente uno de los más activos del país. EFE