Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Alumno que mató a un profesor en España sufrió un brote psicótico

Miembros de los servicios funerarios de Barcelona y del juzgado de guardia retiran el cadáver del profesor del instituto Joan Fuster que ha fallecido esta mañana alcanzado por las flechas de una ballesta que ha disparado un alumno. EFE/Alberto Estévez

El alumno de trece años que ha matado a un profesor y ha herido a otros dos docentes y dos compañeros en un instituto de Barcelona sufrió un trastorno mental, posiblemente un brote psicótico, según las autoridades locales.


Publicidad

La consejera de Enseñanza del Gobierno regional de Cataluña, Irene Rigau, confirmó este lunes ese dato en un encuentro con la prensa, en el que aseguró que en el expediente del agresor “no constaba” ningún problema mental.

“Las primeras indicaciones permiten decir que se podría tratar de un brote psicótico, por lo que las conductas sobrepasan una dimensión normal”, apuntó Rigau.

Señaló que hace un mes todos los integrantes de su clase estuvieron en un viaje en la nieve y “fue perfectamente y se comportó bien”.

El agresor “participaba en la vida ordinaria del centro educativo”, dijo la responsable catalana de Enseñanza, que pidió a la prensa evitar “morbosidad y espectáculo” sobre el suceso, que ha “afectado a todo el sistema educativo”.

El joven, que está siendo evaluado desde el punto de vista psicológico y psiquiátrico por expertos, agredió con una ballesta y un cuchillo a varias personas.

Mató a un profesor e hirió a otros dos y a dos alumnos, que están fuera de peligro.

Según Rigau, el instituto donde se han producido los hechos “tiene buen ambiente y baja conflictividad, con pocas cuestiones disciplinarias”, por lo que “no se trata de un hecho relativo a la disciplina del centro, sino de un caso personal”.

Un profesor de educación física consiguió reducir al joven agresor antes de la llegada de la Policía.

Dado que el chico es menor de catorce años, no ha pasado a disposición de la Fiscalía de Menores, ya que no se le puede imputar delito alguno, según la legislación española. EFE (I)

https://www.youtube.com/watch?t=30&v=KjHGtCaoWxc