Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La ONU recuerda a países Sudeste Asiático que tienen que rescatar a migrantes

Un hombre rescata a una migrante en el Mar Egeo, en la Isla de Roda, Grecia, el lunes 20 de abril de 2015. Autoridades griegas dijeron qu al menos tres personas han fallecido cuando un barco de madera que llevaba a decenas de migrantes encalló frente a la isla. (Argiris Mantikos/Eurokinissi vía AP)

Naciones Unidas, (EFE).- El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se declaró hoy cada vez más preocupado por la situación de los migrantes y refugiados que tratan de cruzar mares en el Sudeste Asiático y recordó a los países de la región que están obligados a rescatar a quienes estén en peligro.


Publicidad

Ese fue el mensaje que Ban transmitió en entrevistas mantenidas en los últimos días con líderes de la zona, según dijo hoy su portavoz en un comunicado.

El diplomático coreano les recordó que deben proteger vidas y cumplir con la ley internacional, que establece la obligación de rescatar a los migrantes a la deriva y no devolverlos a zonas en las que puedan estar en peligro.

Ban y el subsecretario general, Jan Eliasson, que también habló con dirigentes asiáticos, animaron a todos los líderes a participar en la reunión que tendrá lugar próximamente en Bangkok para abordar la crisis.

La ONU, que ofreció su apoyo en la organización del encuentro, espera que éste desemboque en una solución completa a escala regional e internacional.

Según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), unas 25.000 personas zarparon en barcos desde Bangladesh y Myanmar (Birmania) durante el primer trimestre de 2015, el doble del número registrado en el mismo periodo de 2014.

Indonesia y Malasia acogieron a unos 1.500 inmigrantes entre el domingo y lunes pasados, pero desde entonces han devuelto al mar al menos tres embarcaciones con cientos de bengalíes y rohingyas, una minoría musulmana que es perseguida en Birmania, y han advertido que no permitirán más desembarcos. EFE

(I)