Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Conferencia Episcopal dice que hay que mantener agenda del Papa en Guayaquil

(AP Foto/Andrew Medichini)

El presidente de la Conferencia Episcopal de Ecuador (CEE), Fausto Trávez, dijo hoy que se debe mantener la agenda del Papa Francisco en Guayaquil tal como estaba prevista, después de que ayer autoridades desaconsejaran la celebración de una misa en los alrededores de un santuario de esa ciudad por seguridad.


Publicidad

El pontífice estará en Ecuador del 5 al 8 de julio y su agenda incluye una misa en las inmediaciones del Santuario de la Divina Misericordia, pero el Consejo Provincial de Seguridad de la provincia del Guayas recomendó que la celebración tenga lugar en otro espacio y propuso el parque Samanes.

Según la agencia pública de noticias Andes, el presidente del país, Rafael Correa, quien visitó el martes la zona prevista inicialmente para la celebración, hizo observaciones sobre el lugar por las condiciones irregulares del terreno, que presenta espesa vegetación y pendientes de hasta catorce metros y por la falta de vías de acceso y de salida.

Trávez, en un encuentro con medios de comunicación extranjeros, dijo que “él dueño de la visita es el Papa y él resuelve”, y se preguntó quién ha pedido opinión al organismo de seguridad, pues el asunto ha sido tratado en varias reuniones en la Cancillería y en la CEE y “fue aceptado por el Estado y por la Iglesia”.

“El papa no es como un artista” al que “hay que buscarle el mejor escenario. Él es un pastor, es un padre que viene a ver a sus hijos y a dar el mensaje en el Santuario de la Divina Misericordia”, dijo el también arzobispo de Quito.

Trávez recordó que inicialmente el papa iba a visitar solamente Quito, pero decidió ir a Guayaquil porque en esa ciudad del suroeste de Ecuador existe el único santuario dedicado a la Divina Misericordia.

“Yo creo que hay que hacer el esfuerzo y poner en práctica lo que el Santo Padre pide”, insistió, y consideró que habrá que “duplicar los medios de seguridad”.

El papa estará del 5 al 8 de julio en Ecuador con un apretado programa en las ciudades de Quito y Guayaquil, que incluye dos misas multitudinarias y una decena de actividades entre encuentros y reuniones con representantes de diferentes sectores, visitas, discursos y almuerzos. EFE [I]