Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Quiteños ponen al servicio del papa la tradición precolombina de la “minga”

Fotografía provista por el periódico vaticano L'Osservatore Romano, del papa Francisco llegando a una audiencia con miembros de la Familia Paulina el jueves 27 de noviembre de 2014, en el salón Paulo VI en el Vaticano. (Foto AP/L'Osservatore Romano)

Cientos de quiteños salieron a las calles para limpiar y adecentar sus barrios en una jornada de trabajo comunitario conocida como “minga”, una tradición precolombina que, en esta ocasión, se centró en embellecer la ciudad con motivo de la próxima visita del papa Francisco a Ecuador.


Publicidad

En el sector de La Marín, próximo al Centro Histórico, una brigada de limpieza trabaja desde primeras horas de la mañana para arrancar la maleza y retirar la basura en un solar donde próximamente se construirá una Unidad de Policía Comunitaria (UPC).

Los vecinos quieren que sus barrios luzcan tan limpios y ordenados como sea posible para la llegada del pontífice, un acontecimiento que convertirá a Ecuadoren el centro del catolicismo mundial del 5 al 8 de julio, con el consiguiente impacto que ello puede representar de cara al turismo.

“Hemos limpiado las calles, hemos pintado las casas, hemos tratado de limpiar todo lo que puede ocasionar una mala visión y por eso queremos que cuando vengan los extranjeros se lleven una buena concepción de lo que es el ecuatoriano”, dijo a Efe la presidenta de la asociación del barrio de La Marín, Rosa Isa.

Los compañeros de Isa arrancan sin parar la mala hierba que crece entre las baldosas, barren la explanada y colocan en grandes bolsas plásticas la basura que van acumulando.

Aunque el sol aprieta en esta mañana quiteña, los vecinos apenas se detienen para tomar un sorbo de agua y continuar con las labores de limpieza hasta la hora del almuerzo.

“Al papa queremos decirle que venga, que aquí todos los ecuatorianos le estamos esperando con los brazos abiertos y que nos visite”, agregó Isa con entusiasmo.

El trabajo está coordinado por el municipio de Quito y pretende engalanar 13 barrios ante la llegada del papa Francisco, quien visitará Ecuador del 5 al 8 de julio próximo.

Las labores incluyen limpiar y pintar las fachadas de viviendas, adecentar los accesos a las casas y las aceras, así como colocar flores, banderas y plantas en los balcones y jardines.

La directora de Gestión Participativa de la administración zonal Manuela Sáenz, Anabel Ventimilla, resaltó que la “minga” es un concepto que tiene un significado de “integración, unidad, solidaridad con la comunidad”.

“Está haciéndose de todo, la ‘minga’ es para apropiarnos de los espacios públicos, pero al mismo tiempo para pintar sus veredas, limpiar, pintar un poquito las fachadas, a veces hay grafitis en las paredes” que hay que eliminar, comentó Ventimilla sobre las tareas realizadas, que se complementan con la colocación de 2.500 plantas en los balcones de las casas de estos barrios.

Se trata de “una actividad de integración con toda la comunidad para unirlos, para unirnos en la venida del papa. Bueno, queremos incentivar a la gente a que venga, salga a las calles y trabaje un poquito por nuestra ciudad, se empodere de los espacios públicos”, añadió.

Durante su estancia en Ecuador el pontífice tendrá un apretado programa en las ciudades de Quito y Guayaquil, con dos misas multitudinarias y una decena de actividades entre encuentros y reuniones con representantes de diferentes sectores, visitas, discursos y almuerzos.

Después de Ecuador, Francisco, de 78 años, viajará a Bolivia, segunda etapa de una gira que lo llevará posteriormente a Paraguay, donde culminará su segunda visita a Latinoamérica desde que fue elegido papa, en marzo de 2013. EFE [I]