Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Correa propone crear corte ambiental en Conferencia de Desarrollo en Quito

San Antonio (Pichincha), 29 junio 2015.- El Presidente de la República, Rafael Correa, llegó a la sede de la Unasur en Quito, para estar presente en la Conferencia Internacional de Desarrollo Sostenible; en su intervención hizo énfasis en la necesidad no solo de una justicia social sino también ecológica. Foto: Miguel Ángel Romero/ Presidencia de la República

Quito, 29 jun (EFE).- El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, sugirió hoy durante la jornada inaugural de la Conferencia de Desarrollo Sostenible la creación de una Corte Internacional de Justicia Ambiental, a través de un tratado vinculante entre las naciones dispuestas a luchar contra el cambio climático.


Publicidad

“El ser humano no es lo único importante en la naturaleza, pero sigue siendo lo más importante. La solución frente al desastre del cambio climático y el calentamiento global también pasa por la justicia”, afirmó el mandatario.

El encuentro internacional, que concluirá mañana, tiene lugar en la sede de la Secretaría General de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), en el norte de Quito, y congregó a expertos, académicos y líderes ecologistas de varios países e instituciones del mundo.

En su intervención, Correa sugirió la creación del ente internacional de Justicia Ambiental, a través de un tratado vinculante entre las naciones dispuestas a luchar de manera “seria”.

Asimismo, dijo que es “indispensable declarar tecnologías que mitiguen la contaminación como bienes de libre acceso” y remarcó que, según él, “la deuda ecológica es mayor a la deuda financiera”.

“El mundo rico está en deuda con los países del sur”, apostilló el gobernante, que también destacó el valor ambiental que tiene la más reciente encíclica del papa Francisco.

“En esta encíclica consta una propuesta del pago de la deuda ecológica. El mundo rico está en deuda con los países del sur desde más de 20 años; el norte debe al sur por el saqueo de recursos, por la biopiratería, cambio climático, servicios ambientales gratuitos”, entre otros, añadió.

Correa también propuso un fondo o un impuesto mundial en favor de los países que preserven la riqueza natural, lo que aporta a la disminución de dióxido de carbono en la atmósfera, generalmente emitido por los países desarrollados.

De su lado, el secretario general de Unasur, el expresidente colombiano Ernesto Samper, recordó que Suramérica cuenta con un tercio de las reservas de agua dulce del planeta, al igual que importantes reservas de minerales y petróleo.

Sin embargo, dijo que “esta es la región del mundo más amenazada por el cambio climático. En el lado del mar Caribe por los huracanes, por las tormentas, y en el lado de la zona andina por los sismos y los movimientos telúricos”.

Por ello, formuló un llamado a los suramericanos para “seguir siendo grandes constructores de utopías”, entre ellas ser “más competitivos en lo económico, más solidarios en lo social, más participativos en lo político y más comprometidos con el medioambiente”.

En la jornada inaugural del encuentro también participó el director de la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible, el estadounidense Jeffrey Sachs, quien recordó que el mundo debe alcanzar hasta 2030 objetivos que “permitirán un desarrollo económico continuo, la sustentabilidad ecológica y el desarrollo con un enfoque en la inclusión social”.

Para Sachs, es “urgente descarbonizar el mundo”, reducir el uso de combustibles fósiles e impulsar las energías renovables.

“América Latina tiene potenciales para la generación de energía térmica, solar, hidroeléctrica, eólica”, entre otras, y por eso insistió en robustecer la investigación científica en la región.

El ministro coordinador de Talento Humano, Andrés Arauz, en el discurso inaugural de la Conferencia, se refirió a la llamada “Red Andina”, una propuesta que se debatirá en el encuentro y que sugiere el cambio de matriz productiva regional basada actualmente en las materias primas, hacia una economía del conocimiento, como recurso inagotable. EFE

(I)