Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Casi 50 detenidos en protesta que dejó decenas de heridos en Ecuador

FOTOS API / JUAN CEVALLOS.

El Gobierno ecuatoriano informó hoy de la detención de 47 personas en la huelga y las protestas que tuvieron lugar este jueves en el país y denunció que 67 policías resultaron heridos por los manifestantes, los cuales, por su parte, contabilizaron 32 heridos en sus filas.


Publicidad

El viceministro de Seguridad Interna, Diego Fuentes, dijo que 25 de los 47 fueron detenidos en Quito y anunció que se iniciarán acciones legales contra todos ellos, porque “el país de los paros, de las huelgas, palos y piedras es una propuesta” que los ecuatorianos “han dejado atrás”.

Fuentes agregó en el medio público EcuadorTV que este jueves hubo una “agresión criminal” por parte de algunos de los manifestantes y apuntó que hay 67 policías heridos en todo el país, al menos seis de ellos con “contusiones bastante graves, sobre todo en la cabeza”.

El funcionario indicó que la mayoría de policías heridos se registró en las provincias de Pichincha, Guayas y Cotopaxi.

Por su lado, la cuenta de twitter de la Policía señala: “LAMENTABLE. 83 de nuestros compañeros fueron heridos, 8 de consideración y 2 están graves”.

Fuentes dijo que en la protesta, personas desde el sector de los manifestantes lanzaron una “bomba lacrimógena que no era de dotación de la Policía”, tras lo cual las fuerzas del orden utilizaron también bombas lacrimógenas para dispersar.

El presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaei), Jorge Herrera, dijo hoy que en los cientos de kilómetros recorridos por los indígenas en una marcha de diez días hasta la capital, donde se sumaron ayer a los participantes de la huelga convocada por organizaciones sindicales, no hubo un solo hecho de violencia y atribuyó a “infiltrados” los incidentes del jueves.

Según Herrera, se registraron 32 heridos en las filas de los manifestantes, dos de los cuales están “graves”.

Asimismo, señaló a Efe que grupos de indígenas volverán hoy a manifestarse en las calles de Quito y, sin entrar en detalles, aseveró que se “radicaliza la protesta”.

En presidente de Ecuador, Rafael Correa, a quien, entre otros, apoyan grupos de indígenas y sectores sindicales, aseguró hoy que el jueves no hubo una paralización de actividades en el país y rechazó la violencia en las protestas, así como el corte esporádico de en algunas carreteras.

“El paro fue un fracaso total”, afirmó hoy el gobernante en una entrevista con varios medios de comunicación en la localidad de Pimampiro, en la provincia andina de Imbabura.

Correa considera que los manifestantes “no tienen apoyo ni legitimidad” y ante el anuncio de radicalizar la protesta de ciertos grupos de indígena, apuntó que se responderá “con la ley en la mano” si hay actos de violencia.

Los indígenas liderados por la Conaie piden rectificaciones al Gobierno en diversos aspectos, entre los que figura el archivo de unas enmiendas constitucionales que estudia la Asamblea Nacional, de mayoría oficialista, que contienen temas como la reelección indefinida, incluida la presidencial.

La oposición teme que Correa, en el poder desde 2007, se perpetúe en el cargo si se aprueba la reelección indefinida.

El gobernante, cuyo mandato termina en 2017, insistió hoy que no desea presentarse a la reelección y aclaró que cuando en sus discursos dice a la oposición que se verán en las urnas, se refiere a un proyecto político y no a una persona.

“Yo no me quiero presentar y como van las cosas no va a ser necesario que me presente”, dijo al comentar que tienen “cuadros de sobra” en su movimiento político que podrían sustituirle, pero no anticipó nombres “por estrategia política”. EFE [I]