Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Inspección técnica permite reconfirmar buen estado de la cascada El Salto del Pintado

El equipo técnico, encabezado por la Dirección de Gestión Ambiental, de la Prefectura del Guayas, inspeccionó la cascada El Salto del Pintado para reconfirmar que no hay contaminación. Foto: Prefectura del Guayas

Un grupo de técnicos comprobó ayer que la cascada El Salto del Pintado, del sector denominado La Manga del Cura, no tiene ningún residuo o muestre signos de contaminación.


Publicidad

La inspección técnica se realizó ante los comentarios vertidos en redes sociales y medios de comunicación de una supuesta contaminación ambiental en el lugar, luego del incidente ocasionado el jueves pasado cuando maquinaria de la Prefectura del Guayas abría una vía carrozable y realizada mejoras en el sitio turístico y accidentalmente cayó tierra en el cauce de la cascada, lo cual fue limpiado de inmediato por los funcionarios guayasenses y los comuneros que solicitaron la obra.

Al llegar al lugar, los técnicos encabezados por funcionarios de la Dirección de Gestión Ambiental, de la Prefectura del Guayas, como Autoridad Ambiental en la provincia, encontraron que agua cristalina fluye con normalidad por el río El  Pintado y cae por su hermosa cascada, mientras bañistas se refrescan chapoteando en su interior.

“En ese momento la tierra que cayó formó lodo y por eso se dio la coloración obscura que se veía en el agua. Esta turbiedad es natural pero pasó con losdías, como podemos verificar”, dijo la directora de Gestión Ambiental, quien conformó la comisión de técnicos que estuvieron haciendo la inspección visual y técnica en el sitio del incidente.

Herrera recordó que lamentablemente, por una situación fortuita, sin intención de causar daño alguno, algo de tierra cayó al agua mientras se culminaba una obra vial solicitada por los moradores, hecho que fue solucionado rápidamente tanto por personal del Gobierno Provincial guayasense como por los beneficiarios de la obra.

La funcionaria ratificó que el problema ya está solucionado gracias a que se tomaron medidas inmediatas para retirar el material.

“Lo poco que queda se va poco a poco con la corriente sin causar daño porque estierra tomada del mismo sector. No vemos que se haya afectado de ningún modo la fauna o la flora del lugar”, aseguró la especialista.

La vocera del Gobierno Provincial del Guayas enfatizó en que “no se ha tratado de alguna sustancia química, hidrocarburo u otro tipo de elemento dañino para la naturaleza para que se pueda hablar de contaminación, ni tampoco ha sido una situación irreversible como para hablar de un impacto ambiental. Las quejas no tienen fundamentos”.

La directora señaló que más bien el estridente ruido provocado por grandes parlantes desde la orilla contraria, donde funcionan locales de expendio decomidas y bebidas alcohólicas, sí resultan un contaminante ambiental y recomendó detener esta práctica.

“El ruido estridente altera y aleja la fauna de este sitio, cuya mayor virtud es precisamente brindar contacto con la tranquilidad de la naturaleza. Además, perturba a las personas causando estrés”, reiteró Herrera.

Esto fue ratificado por Juan Carlos Erazo, ingeniero en Gestión Ambiental, quien mencionó que el agua del río El Pintado tiene sedimento por su propia condición natural.

“El agua como viene de arriba y está a punto de desembocar a otro cuerpo de agua más grande, viene cargada de material pétreo”, explicó Erazo, quien añadió  que “vemos familias bañándose en el río y peces; esto no se daría si hubiera un material contaminante”.

El experto aclaró que la obra vial realizada por la Corporación Provincial tiene el objeto de impulsar el ecoturismo para ayudar al desarrollo económico de lasfamilias de la zona.

Otra sugerencia que realizó el equipo técnico es que tanto lugareños como turistas eviten arrojar desperdicios en el agua como en la ribera.

“Debemos ayudar a conservar este sitio tan especial y valioso por sus condiciones naturales”, recomendó el técnico.

Por su parte, Francisco Macías, dueño del predio ubicado a la orilla del río donde ocurrió la accidental caída de tierra, aseguró que él, su familia y amigos, se comprometieron a continuar dando los últimos toques de limpieza de tierra que pueda haber quedado retenida en las rocas para asegurar el buen estado de El Pintado.

“Queremos arreglar hasta que quede como si no hubiera pasado nada. Estar en paz”, expresó el agricultor que habita en la zona.

Macías dijo además que no hubo intención alguna de dañar el entorno. “Somos los primeros interesados en que esto esté bien, pues queremos que sea turístico”.

El agricultor, quien frontalmente apoya la pertenencia de Manga del Cura a Guayas, aseguró además que no tiene intención de confrontar a sus vecinos que apoyan a Manabí.

“Mi deseo es que seamos buenos vecinos, que compartamos los beneficios de vivir en este lugar, que lleguemos a un acuerdo para trabajar y cuidar la cascada. Así ganaremos todos”, expresó Macías, refiriéndose a los múltiples ataques verbales recibidos desde la otra orilla por parte de quienes no comparten su preferencia de ser parte de Guayas. (I)