Ecuador. Lunes 27 de Marzo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Científicos cortan contacto con sonda que llegó a cometa

Imagen que combina diferentes imágenes tomadas por el sistema de cámaras CIVA, lanzada por la Agencia Estatal Europea el 13 de noviembre de 2014 y que muestra al módulo de Rosetta, Philae, sobre la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, cuyo aterrizaje confirman por estas imágenes. (Foto AP/Esa/Rosetta/Philae)

BERLIN (AP) — Científicos europeos anunciaron el viernes que han dejado de enviar órdenes a la sonda espacial Philae, la primera en aterrizar sobre un cometa hace más de un año.

Publicidad

El último contacto con la sonda se produjo el 9 de julio, pero los intentos realizados desde entonces no han dado resultados, explicó el Centro Aeroespacial Alemán (DLR). Las condiciones en el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko son tan frías — con temperaturas negativas de hasta 180 grados centígrados (menos 292 Fahrenheit) durante la noche — que la nave, del tamaño de una lavadora, podría no funcionar.

“Desafortunadamente, la probabilidad de que Philae restablezca el contacto con nuestro equipo en el centro de control es casi cero y ya no enviaremos más órdenes”, dijo el director del proyecto Philae, Stephan Ulamec. “Sería muy sorprendente si recibimos una señal ahora”.

El aterrizaje de la sonda, en noviembre de 2014, no salió según lo previsto: Philae no pudo anclarse a la superficie helada de 67P y rebotó tres veces antes de quedar cerca de un acantilado donde sus paneles solares recibieron menos luz solar de la esperada.

Con todo, antes de cortar su comunicación, Philae envió a la Tierra una enorme cantidad de datos sobre el cometa que los científicos tardarán años en analizar, explicó el DLR.

La nave que llevó la sonda hasta allí, Rosetta, seguirá recopilando datos sobre el asteroide hasta septiembre, cuando está previsto que se estrelle contra su superficie.

El cometa está actualmente a unos 222 millones de kilómetros (138 millones de millas) de la Tierra, entre las órbitas de Marte y Júpiter. (I)

The Associated Press