Ecuador. Sábado 22 de Julio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Argentina enviará peritos para investigar asesinatos de Montañita

Marina Menegazzo y María José Coni, turistas argentinas asesinadas en Montañita, en febrero de 2016. Foto de sus páginas de Facebook.

El Ministerio del Interior de Argentina ha confirmado anoche que puso a disposición de los familiares de Marina Menegazzo, de 21 años, y María José Cuni, de 22, (asesinadas el 22 de febrero en Montañita, provincia de Santa Elena) peritos oficiales para que viajen a Ecuador a investigar los crímenes, según reporta el sitio de Clarín.


Publicidad

El martes, un juez de Manglaralto dictó prisión preventiva a los dos acusados por los crímenes, en una audiencia en la que se sumaron más confusión y contradicciones. El hombre que había confesado todo, Alberto Mina Ponce, cambió su versión de los hechos: desvinculó a su supuesto cómplice y se hizo responsable de las dos muertes.

El presidente Rafael Correa, en una conferencia de prensa, ha dicho el martes que el pedido de las familias de que viajaran investigadores argentinos  podría considerarse “ofensiva para el país”, pero agregó que es comprensible. “Esto está en manos de la Fiscalía. No sé si la ley lo permite, pero si lo permite estaremos dispuestos a aceptar de los padres, de las familias de las chicas, cualquier sugerencia”.

Desde el Ministerio del Interior  de Argentina se ha confirmado que los forenses ya están listos para viajar y que sólo resta esperar la coordinación con Ecuador y el visto bueno de ese país, reporta Clarín. Los forenses argentinos podrían viajar como peritos de parte, en representación de la querella. Pero al ser designados por el Gobierno, se prefiere que haya una autorización oficial para evitar roces entre ambos países.

Las jóvenes se comunicaron por última vez con sus familiares el 22 de febrero. El acusado Ponce relató en su primera declaración que él y otro hombre las asesinaron en su casa, luego de intentar abusar de ellas. En esa vivienda se encontraron manchas de sangre en colchones y otras evidencias de los asesinatos. Las autopsias revelaron que las chicas fueron asesinadas “con saña”.

Ponce, que se desempeñaba como vigilador comunal en Montañita, negó ayer que el otro acusado, Aurelio Rodríguez (empleado de mantenimiento de un hotel), haya participado de los crímenes, tal como había declarado primero. Esto sembró más dudas sobre las que ya tenían los familiares de las víctimas, que creen que los detenidos son dos “perejiles” y que detrás de los hechos hay una red de trata.

El presidente Mauricio Macri, que ya se había comunicado con los padres de Marina, llamó el lunes a la noche a Gladys, la madre de María José. “Le comunicó que el Estado enviará forenses argentinos para participar de la investigación”, le dijo a Clarín María Emilia, hermana de la mayor de las víctimas.  Renato Menegazzo, padre de Marina, dijo por su parte que la ministra del Interior, Patricia Bullrich, ordenó a peritos argentinos viajar a ese país para “hacer el estudio del ADN, las huellas digitales y la autopsia” de los cadáveres.