Ecuador. Sábado 27 de Mayo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Activistas dicen que 98 niñas sufrieron de abusos sexuales cometidos por tropas de paz

Zeid Raad al-Hussein. (AP Photo/Keystone, Martial Trezzini)

 

NACIONES UNIDAS (AP) — Un grupo activista con sede en Estados Unidos denunció que 98 niñas de República Centroafricana dijeron haber sufrido abusos sexuales de tropas de paz internacionales, y que tres de las menores dijeron al personal de Naciones Unidas que un comandante militar francés las ató, desvistió y obligó a tener relaciones sexuales con un perro en 2014.

La organización Campaña Código Azul de AIDS-Free World para poner fin a los abusos y la explotación sexual denunció que las tres niñas dijeron a un empleado de derechos humanos de Naciones Unidas que una cuarta menor que había sido atada con ellas murió más tarde de una enfermedad desconocida.

El grupo afirmó que la información que ha recogido —que incluye la supuesta violación de una chica de 16 años en otra parte del país el lunes— fue entregada a funcionarios de alto rango de la ONU.

El director de derechos humanos de la ONU, Zeid Ra’ad Al Hussein, dijo en un comunicado emitido el jueves que los señalamientos son “repugnantes” y que los tres países cuyas fuerzas de paz fueron implicadas han sido notificados formalmente. Dijo que los países deben hacer más para detener el abuso y hacer que sus tropas rindan cuentas, “o de lo contrario este ciclo terrible de abusos no tendrá fin”.

Naciones Unidas lleva meses bajo la lupa por las acusaciones de violaciones de menores y otros abusos sexuales cometidos por sus fuerzas de paz, especialmente las desplegadas en República Centroafricana y Congo. Se han producido acusaciones similares contra un contingente francés conocido como los Sangaris, que opera de forma independiente en República Centroafricana.

La ONU ha enviado un equipo para reunir información sobre acusaciones recientes de abusos y explotación sexual por parte de civiles y tropas, integradas en Naciones Unidas o no, en la prefectura de Kemi, al este de la capital Bangui, en 2014 y 2015, según dijo la semana pasada el portavoz de Naciones Unidas Stephane Dujarric.

En una nota a corresponsales el miércoles por la noche, Dujarric dijo que las nuevas acusaciones se remontan a 2013 e incluyen acusaciones contra grupos armados locales. Un equipo de la ONU está sobre el terreno, y se está determinando el número exacto y la naturaleza de “estas acusaciones extremadamente preocupantes”.

El equipo ha identificado la supuesta implicación de contingentes de la ONU de Burundi y Gabón, que permanecerán confinados a sus bases durante la investigación, dijo Dujarric. También se están investigando las acusaciones contra tropas francesas en la misma zona, informó.

Naciones Unidas informó hace poco de 25 acusaciones de abusos y explotación sexual documentadas por la misión de la ONU en República Centroafricana en enero y febrero, la mayoría de sucesos de años anteriores. La cifra se compara con un total de seis acusaciones en las otras 15 misiones de paz de Naciones Unidas en los dos primeros meses del año, dijo el departamento de fuerzas de paz.

Según un informe publicado este mes, en 2015 se registraron 69 acusaciones de explotación y abusos sexuales por parte de fuerzas de paz. De ellas, 22 se produjeron en República Centroafricana.

El país se vio golpeado por la violencia en 2013 después de que rebeldes seleka, de mayoría musulmana, derrocaran al presidente. Las violaciones generalizadas de derechos humanos cometidas por los seleka llevaron a la formación de una milicia cristiana, que desencadenó combates religiosos y obligaron a cientos de miles de civiles musulmanes a huir al norte o a países vecinos.

República Centroafricana ha disfrutado de una paz relativa desde la histórica visita del papa Francisco el pasado noviembre, debido en buena parte a la huida de los musulmanes y a la investidura de un nuevo presidente el miércoles, pero los abusos sexuales cometidos por tropas enviadas a proteger a los civiles siguen siendo un grave problema.

El grupo AIDS-Free World describió la información recibida como “impactante”. Hace dos semanas, informó, la agencia de la ONU para la infancia, UNICEF, entrevistó a 98 niñas que denunciaron abusos sexuales.

La organización dijo que una delegación de la misión de paz de Naciones Unidas, conocida como MINUSCA, se había reunido el sábado con líderes locales y víctimas que acusaron a tropas francesas y de Gabón de abusar sexualmente de niñas.

Una asociación de mujeres informó a la delegación de MINUSCA de que se habían producido muchos casos de abusos sexuales y violación por parte de las tropas internacionales en República Centroafricana, afirmó el grupo estadounidense. Todos los supuestos responsables se habrían marchado ya del país, regresando a sus países de origen en 2015, añadieron. (I)

Por EDITH M. LEDERER, Associated Press