Ecuador. Martes 23 de Mayo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Dos nuevos sismos 6.2, esta madrugada

Dos nuevos sismos de 6,1 y 6,2 grados en la escala abierta de Richter sacudieron hoy la costa norte de Ecuador, a las 03h32 y 03h35, en la misma zona afectada por el fuerte sismo del sábado pasado, que mató a más de 500 personas, según ha reportado el Instituto Geofísico del Ecuador.

Según informó el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), el movimiento telúrico se localizó a 25 kilómetros al oeste de Muisne, localidad ubicada a unos cien kilómetros de Pedernales, considerada la zona cero del terremoto de 7,8 grados registrado el sábado.

El terremoto se registró a 15,7 kilómetros de profundidad y, al parecer, no se ha emitido una alerta de tsunami.

El temblor, que se produjo a las 03.33 hora local (08.33 hora GMT), tuvo su epicentro a unos 73 kilómetros al suroeste de Propicia y a unos 214 al noroeste de Quito.

El director del Instituto Geofísico, Mario Ruiz, dijo a radio Exa que estos movimientos “siguen este patrón de liberación de energía… que pone en riesgo a personas que aún quedan en viviendas vulnerables”.

Añadió que “los pobladores que viven en la zona epicentral deben tener máxima prudencia con lo que está sucediendo”.

La fuerte réplica del miércoles revivió el temor.

“Casi todos estamos durmiendo en la calle, en las plazas o en las veredas, pero con estos temblores salimos corriendo. Mucha gente empezó a gritar y los niños lloraban por el terror”, relató a The Associated Press Mauro Madero, habitante de San Vicente, cerca del epicentro.

Elvis Moreira aseveró a AP que “ya casi nadie queda en sus casas. Sólo los locos duermen adentro. Cuando sentimos que la tierra temblaba se nos vino a la mente el terremoto y uno queda sin saber qué hacer, sólo quiere correr. Yo cogí a mi hija de la mano y la halé para cualquier lado”.

Cuando se produjo el temblor se suspendieron las tareas de búsqueda en Pedernales. Allí, rescatistas de Colombia y Ecuador  lograron extraer cuatro cuerpos abrazados entre sí, aparentemente de una familia, que estaban atrapados en las ruinas de un hotel.

El rescatista colombiano Ricardo Méndez relató que “en cuanto se produjeron las réplicas salimos de los restos del hotel y nos reagrupamos en los puntos de encuentro para ver si todos estábamos bien”.

Ecuador trata aún de recuperarse del terremoto y las sucesivas réplicas ocurridas en esta misma zona desde el pasado sábado, con el resultado por ahora de alrededor de 500 muertos, más de 4.000 heridos y 231 desaparecidos.

El temblor inicial afectó a un tramo de costa del Pacífico de más de 100 kilómetros donde ha causado daños valorados inicialmente por las autoridades en unos 3.000 millones de dólares.

Ayer mismo, muchos ecuatorianos revivieron los duros momentos de la sacudida del sábado cuando una réplica de magnitud 6 en la escala abierta de Richter volvió a sacudir la zona del norte de la costa.

El Instituto Geofísico (IG) de la Escuela Politécnica Nacional informó a Efe de que la réplica de ayer, ubicada en la localidad costera de Muisne y a 10 kilómetros de profundidad, se sintió en Quito, la capital situada en los Andes y a unos 160 kilómetros al este del epicentro, así como en las costeras de Guayaquil y Manta. EFE (I)