Ecuador. Viernes 30 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Para respiro de París, desciende el nivel del río Sena

Una vista de las riberas inundadas del río Sena, ante la torre Eiffel en París, el viernes 3 de junio de 2016. (AP Foto/Christophe Ena)

PARÍS (AP) — El nivel del río Sena alcanzó su nivel más alto el sábado por la mañana en París, su máximo en casi 35 años —unos 4,5 metros (15 pies) por encima de la media— y aunque ahora comenzó a descender, las autoridades advirtieron que podría tomar 10 días que el río vuelva a la normalidad.

Publicidad

También tomará al menos cuatro días antes que los turistas en la capital francesa tengan de nuevo una oportunidad de ver las obras de arte en el mundialmente famoso museo Louvre, donde los curadores se apresuraban para trasladar unas 250.000 obras de sus zonas de almacenaje en sótanos en peligro de inundación a zonas más seguras en los pisos superiores.

El Louvre, donde se expone la “Mona Lisa” de Leonardo da Vinci entre otras obras, informó que no reabriría hasta el miércoles, mientras que el museo de Orsay, conocido por su colección de arte impresionista, cerró al menos durante el fin de semana. Otros sitios emblemáticos de la ciudad que fueron cerrados debido a las inundaciones incluyen la biblioteca nacional y el Gran Palais, un centro de exposiciones con una espectacular cubierta de acero y cristal.

Cerca de una semana de fuertes lluvias ha provocado serias inundaciones en zonas de Francia, Alemania, Rumania y Bélgica.

La cifra de muertos por las inundaciones en Francia aumentó a cuatro, y hay 24 heridos, informó el sábado el primer ministro francés Manuel Valls después de una reunión del centro de crisis del gobierno. No ofreció detalles, pero el número aumenta el total de muertes en toda Europa a 18 tras dos semanas de anegaciones.

Valls dijo que el nivel del agua en el Sena ahora está decreciendo “lenta pero constantemente” en París, y agregó que varias reuniones ministeriales la próxima semana garantizarán que la ayuda económica sea proporcionada a los afectados.

También exhortó a quienes visitan Paris y a sus residentes por igual “a seguir las precauciones de seguridad” dado que muchos han estado caminando a lo largo de las orillas desbordadas del Sena para observar el extraño fenómeno.

Pese a que las aguas empiezan a bajar en Paris, los problemas de transporte continúan. Varias estaciones de tren y metro cerraron en el centro de París debido a inundaciones y los conductores aún enfrentaban serios problemas de tráfico en la capital francesa y alrededores por las carreteras inundadas. La compañía de servicio eléctrico francés Enedis explicó que más de 17.000 hogares seguían sin electricidad el sábado en la región de París y el centro del país.

Uno de los afluentes del Sena no había tenido niveles de agua tan altos desde 1910, cuando la llamada Inundación de París azotó la capital.

El servicio meteorológico francés anunció el sábado que mantiene la alerta por las fuertes inundación en 14 regiones, la mayoría en el centro y oeste de Francia, incluyendo París. Aunque la lluvia ha remitido en algunos puntos, se barajaban posibles inundaciones durante el fin de semana en el curso bajo del Sena, en la región de Normandía.

___

Publicidad