Ecuador. Jueves 29 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Investigan en Ecuador a forenses por no enviar cráneo de colombiano asesinado

La Fiscalía de Ecuador informó hoy que investiga supuestas responsabilidades penales o administrativas del personal del Centro de Investigación de Ciencias Forenses (CICF) de Esmeraldas (noroeste), por no enviar a Colombia el cráneo de un joven de ese país cuya muerte se investiga.

Publicidad

La desaparición de Francisco Javier Cajigas Botina, colombiano de 33 años, fue denunciada el 19 de noviembre de 2015, tras ser detenido en la ciudad ecuatoriana de Ibarra por agentes de Policía por protagonizar supuestamente un escándalo público, según la Fiscalía.

Su cuerpo fue encontrado en las inmediaciones de la laguna Yahuarcocha, en esa misma localidad, el 30 de noviembre.

La Fiscalía investiga la posible ejecución extrajudicial de Cajigas, cuyos familiares aseguran que “se ha creado una red de encubrimiento para evitar las investigaciones” y solicitan que sea relevado el fiscal a cargo del caso, Jefferson Ibarra.

En un comunicado, la Asociación de Familiares y Amigos de Personas Desaparecidas en Ecuador (Asfadec) señaló en mayo que, según la necropsia, Cajigas murió de un golpe en la cabeza.

Para ampliar esa información, el 20 de mayo se solicitó en Colombia, donde fueron sepultados los restos, un informe complementario, pero el departamento de Medicina Legal de ese país informó que no se podía llevar a cabo la prueba porque al cuerpo le faltaba la cabeza.

El Ministerio Público ecuatoriano ordenó posteriormente el envío a Quito de un cráneo localizado en el Centro de Investigación de Ciencias Forenses de Esmeraldas (CICF) para practicar exámenes de antropología y odontología forense, pruebas que confirmaron que correspondía a la víctima.

En un comunicado, la Fiscalía indicó hoy que, según los exámenes practicados, “el cráneo fue sometido en Esmerladas a un procedimiento químico que no es común en la práctica de los Centros Forenses”, por lo que los peritos recomendaron que los huesos del cráneo no sean sometidos a análisis de ADN, pues los resultados pudieran “arrojar valores alterados”.

Las autoridades de Ecuador pedirán a las de Colombia el envío de muestras del cuerpo del fallecido para practicar pruebas de ADN y cotejarlas con el de las piezas dentales.

Los familiares de Cajigas, en un comunicado, afirman que por tratarse, según ellos, de un caso de ejecución extrajudicial, la Policía no debería participar en las investigaciones.

Aseguran, sin embargo, que no se les ha explicado por qué estuvieron presentes en la exhumación del cadáver practicada en Pasto (Colombia) agentes de la Dirección de Delitos contra la Vida, Secuestros, Extorsiones y Desapariciones (Dinased) de la Policía ecuatoriana.

Los familiares solicitan, además, la separación del caso del fiscal Ibarra, quien no cuenta con la confianza de la familia del fallecido ni de los abogados, aseguran. EFE (I)

Publicidad