Ecuador. Miércoles 28 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Pastor latino lamenta que no hubiera más muertos en la masacre de Orlando

Pocas horas después de que 49 personas murieran en el peor tiroteo masivo de Estados Unidos, un pastor bautista de Sacramento, California, comparó a las víctimas del ataque contra el bar gay Pulse en Orlando con pedófilos y dijo que la ciudad es “un poco más segura esta noche”.

Publicidad

Roger Jimenez, pastor evangélico de la de la Iglesia Bautista de la Verdad de Sacramento, dijo a la comunidad en la prédica del domingo pasado que “como cristianos” no deberían entristecerse por la muerte de 50 “pedófilos”. El video fue publicado en la cuenta de YouTube de la iglesia pero debido a las críticas de los usuarios que lo calificaron como un mensaje de odio, fue retirado del sistema.

“¿Están tristes porque 50 pedófilos murieron hoy?”, pregunta Jiménez. “No. Creo que es maravilloso. Creo que eso ayuda a la sociedad. Creo que Orlando, Florida, es un poco más seguro esta noche”.

“La tragedia es que no hayan muerto más”, prosigue. “La tragedia es —estoy un poco molesto por ello— que él [Omar Saddiqui Mateen] no haya terminado su trabajo porque esas personas son depredadores, son abusadores”.

Jimenez, pastor de origen venezolano según la página de la iglesia, dijo que el gobierno debería volarle los sesos a los homosexuales.

“Desearía que el gobierno los colocara contra al paredón, frente a un pelotón de fusilamiento y les volara los sesos”, dijo.

Cita a la Biblia

En entrevista con el medio local Sacramento Bee, el pastor Roger Jimenez defendió su postura y citó la Biblia para decir que Dios castiga la homosexualidad.

“La Biblia nos enseña que Dios puso un castigo sobre la homosexualidad. En Levítico 20:13 la Biblia dice que ‘si alguno se acuesta con varón como los que se acuestan con mujer, los dos han cometido abominación; ciertamente han de morir. Su culpa de sangre sea sobre ellos”, explicó el pastor a Sacramento Bee.

“Mi punto era que si la gente a la que Dios puso una pena de muerte muere de todas maneras, no es algo que necesariamente tendríamos que lamentar”, añadió.

“Algo muy diferente es lo que los medios de comunicación dicen como que yo estoy celebrándolo, que estoy haciendo un llamado a las personas para que les haga daño [a los homosexuales]”, dijo. “Es una completa mentira”.

“Todo lo que digo es que cuando una persona muere o merece morir no es una tragedia”, puntualizó Jimenez al medio local. “De hecho el hombre armado que murió allí merecía morir porque él mató a toda esa gente y no deberíamos lamentar su muerte tampoco”.

El pastor insistió en que sus declaraciones fueron sacadas de contexto. (I)

Publicidad