Ecuador. Viernes 9 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Juez negó pedido de nulidad del proceso por muerte de argentinas

Marina Menegazzo y María José Coni

La Fiscalía de Ecuador informó que el juez David Balladares suspendió una audiencia sobre el caso de dos jóvenes argentinas asesinadas en febrero en la zona turística de Montañita, en la costa de Ecuador, y dispuso su reinstalación para el próximo 22 de junio.

Publicidad

Apuntó que en la Unidad Judicial Penal de Manglaralto (suroeste), donde se instaló la audiencia preparatoria de juicio, Balladares negó un pedido de nulidad del proceso solicitado por la defensa de los dos acusados.

Balladares “suspendió la audiencia del caso #ciudadanasargentinas y dispuso su reinstalación para el miércoles 22 de junio”, informó la Fiscalía en su cuenta de Twitter, sin indicar las causas del aplazamiento.

La Fiscalía ecuatoriana investiga la muerte de las argentinas Marina Menegazzo (21 años) y María José Coni (22) quienes fueron reportadas como desaparecidas el 22 de febrero pasado y cuyos cuerpos fueron encontrados a finales de ese mes en Montañita, un balneario de la costa ecuatoriana.

Recordó que en el caso están procesados Segundo P. y Eduardo D., ahora en prisión preventiva, por su presunta participación en el asesinato de las dos turistas argentinas.

El organismo apuntó que en la reanudación de la audiencia presentará su dictamen, tras 90 días de investigación, que “podrá ser acusatorio, abstentivo o mixto”.

Según el fiscal general del Estado de Ecuador, Galo Chiriboga, hay “muchos más” supuestos implicados en el caso y no se descarta abrir una nueva investigación.

“Tenemos evidencia para dos, pero tenemos también evidencia (de) que fueron muchos más los que estuvieron en eso”, dijo Chiriboga el martes a la Radio Pública de Ecuador, donde admitió que los integrantes de la Fiscalía no están “muy felices con lo hallado” en las investigaciones.

“Vamos a presentar todo lo que tenemos contra las personas que presumimos podrían estar involucradas, pero que en opinión de la Fiscalía no son los únicos”, declaró.

Según Chiriboga, las evidencias encontradas llevan a la “conclusión de que es necesario tener una nueva investigación relacionada a nuevos hechos y seguramente a nuevas personas”.

A principios de mayo pasado, Hernán Ulloa, abogado de las familias de las chicas, dijo que pruebas periciales practicadas a los cadáveres de las dos jóvenes revelaron la existencia de droga en el organismo de las víctimas.

“El día de hoy, con las pruebas pertinentes, se acaba de demostrar que dentro del organismo se encontraba droga”, dijo Ulloa el pasado 6 de mayo a la televisión Ecuavisa, y precisó que una de las sustancias encontradas es benzodiacepina.

Según dijo entonces el jurista, la nueva información disponible avalaría el móvil sexual en el doble crimen y el desvío de ambas jóvenes “hacia un lugar apartado donde supuestamente encontraron la muerte”.

La benzodiacepina es una droga que actúa sobre el sistema nervioso central con efectos sedantes, hipnóticos, ansiolíticos, anticonvulsivos, amnésicos y miorrelajantes, según declaraciones a medios argentinos del también abogado de las familias Osiris Sánchez, citadas por medios de Ecuador. EFE (I)

Publicidad