Ecuador. Lunes 5 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Papa viajará a Polonia y se reunirá con jóvenes del mundo

Fotografía de archivo del miércoles 22 de junio de 2016 del papa Francisco mientras camina con un grupo de refugiados a los que invitó para que se le unieran frente a la Basílica de San Pedro durante su audiencia general semanal en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano. (AP Foto/Fabio Frustaci, Archivo)

CIUDAD DEL VATICANO (AP) — El papa Francisco, cuya postura a favor de los migrantes es bien conocida, viajará en los próximos días para realizar una visita de cinco días a Polonia, un país que no quiere refugiados.

Publicidad

Francisco ha hecho del apoyo a los migrantes un tema central en la definición de un cristiano. En Polonia, donde el catolicismo y el patriotismo se superponen, el gobierno populista sostiene que recibir demasiados refugiados pondría en peligro la identidad y la seguridad nacional.

El apoyo a los migrantes es tan esencial en la visión de Francisco para la Iglesia que ha hecho el darles refugio una prueba potencial para quienes deseen entrar en el cielo en el Día del Juicio.

La ofensiva papal por los derechos de los refugiados enfrentará una prueba diplomática a partir del miércoles, cuando comienza la visita de cinco días a Polonia, donde un gobierno populista ha cerrado la puerta a la mayoría de los solicitantes de asilo.

Francisco tiene previsto reunirse con el presidente polaco, Andrzej Duda, en un castillo milenario de Cracovia. En una catedral vecina está el cementerio donde desde hace siglos descansan los héroes nacionales de Polonia. A continuación, tendrá una sesión de preguntas y respuestas con los obispos de Polonia a puerta cerrada.

Antes de la llegada del papa, el ministro del Interior polaco, Mariusz Blaszczak, defendió la oposición del gobernante Partido Ley y Justicia a la inmigración y citó la masacre efectuada con un camión el pasado Día de la Bastilla en Niza, Francia, donde murieron 84 personas. Blaszczak argumentó que este tipo de violencia fue una consecuencia inevitable de la multiculturalidad.

El papa, sin embargo, ha indicado que la renuencia o el rechazo a los necesitados de refugio entran en conflicto con la parábola del Buen Samaritano, quien ofreció ayuda a un extraño que había sido herido y asaltado.

Dirigiéndose a los fieles el mes pasado en la Plaza de San Pedro, Francisco dijo que en última instancia “seremos juzgados sobre la base de las obras de misericordia”.

“El Señor podrá decirnos: ‘¿Recuerdas a aquel migrante, a quien muchos querían echar? Era yo”’.

Buscando inspirar con el ejemplo, Francisco trajo en abril a 12 sirios a Roma después de visitar un campamento de inmigrantes en la isla griega de Lesbos, donde decenas de miles quedaron atrapados después de cruces peligrosos desde la vecina Turquía en barcos a menudo repletos.

En febrero, cuando regresaba de una peregrinación a México, Francisco dijo a los periodistas a bordo de su avión: “Creo que una persona que cree en la construcción de muros y no de puentes no es cristiana”. El papa respondió así a una pregunta sobre Donald Trump, el ahora candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, quien ha dicho que quiere construir un muro en la frontera con México para impedir el ingreso de migrantes a su país.

El Vaticano está satisfecho con la seguridad prevista para una misa al aire libre que oficiará el papa Francisco el próximo 31 de julio en el sur de Polonia, según dijeron el viernes los organizadores del encuentro entre el papa Francisco y jóvenes de todo el mundo.

La misa se ha organizado en un amplio prado de Brzegi en el evento de clausura de las celebraciones por el Día Mundial de la Juventud. Se espera que unos 1,8 millones de personas asistan, y se han planteado preguntas sobre el nivel de seguridad en el lugar, especialmente en un momento de atentados terroristas en la Europa occidental.

Todos los asistentes deben estar preparados para pasar estrictos registros cuando entren en los recintos, indicó el viernes el portavoz de la policía nacional Mariusz Ciarka.

Un responsable de seguridad del Vaticano, Domenico GGiani, visitó el jueves Brzegi y revisó los preparativos, según dijo la agencia polaca de noticias PAP.

Publicidad