Ecuador. Domingo 4 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Quito quiere elevar de 4,5 a 8 % el peso del turismo en su economía para 2021

Quito (EFE).- El Municipio de Quito se propuso elevar el peso de la actividad turística en su economía y trabaja en un plan para reforzar el turismo de reuniones y la conectividad, con el objetivo de aumentar, del actual 4,5 al 8% el peso del sector turístico en el producto interno bruto (PIB) de la ciudad para 2021.

Publicidad

La entidad municipal Quito Turismo, dedicada a impulsar la capital ecuatoriana como destino turístico, planea para ello una serie de acciones entre las que figura intensificar su labor de promoción y de relaciones públicas de la ciudad.

Esos son los principales ejes de un plan estratégico a cinco años que se marcó el organismo municipal, explicó en una entrevista con Efe su gerente, Gabriela Sommerfeld, quien subrayó la importancia de la conectividad. “Necesitamos más llegadas con la menor cantidad de escalas posibles y a mejores precios”, resumió.

El turismo de reuniones es otra de las apuestas fuertes de la entidad, sin olvidar el impulso a sus principales atractivos, como el casco colonial “más grande y mejor conservado de Latinoamérica, con 320 hectáreas, que es un gran museo vivo”, señaló.

Esa zona de la ciudad, declarada patrimonio cultural por la Unesco, cuenta con “muchas plazoletas, 40 iglesias y capillas, 16 conventos y monasterios y 5.000 inmuebles patrimoniales”, remarcó Sommerfeld.

En 2016, Quito ganó por cuarta vez consecutiva el premio World Travel Award como destino líder de Sudamérica, fue seleccionado por Trip Advisor como uno de los 25 destinos más populares de esa región, por la guía “Lonely Planet” entre los diez lugares para visitar en el año y dos veces por la publicación Condé Nast Traveller.

Son premios que reconocen a Quito “como una ciudad bella que tiene diferentes tipos de turismo y que cuenta con patrimonios únicos”, señaló.

Sin embargo, Sommerfeld reconoce que la tarea no es fácil, sobre todo si se toma en cuenta el impacto de la crisis global, de la que no escapa la entidad que dirige, cuyo presupuesto pasó de diez a siete millones entre 2015 y 2016.

Lo que se propone Quito Turismo, con este escenario, es “invertir estratégicamente y buscar productos o servicios que con un menor costo tengan un mayor alcance en el mercado”, indicó.

La empresa pública apuesta por la búsqueda y el desarrollo de alianzas público-privadas que contribuyen a optimizar efectos, aun en situaciones de restricción presupuestaria, cuando son “claras y trabajadas en conjunto, bien articuladas”, agregó.

El año 2016 será importante para la capital de Ecuador porque acogerá Hábitat III, una conferencia mundial de la ONU sobre urbanismo y vivienda que se celebra cada 20 años.

Al evento se espera la asistencia de unas 30.000 personas, 18.000 de ellas procedentes del exterior y 12.000 nacionales, aparte de otras 10.000 que visitarán Quito esos días, aún sin estar acreditadas para la reunión.

“Estimamos que 6.000 asistentes extranjeros pueden retornar al destino”, en los siguientes cinco años, sea por actividades de trabajo o por turismo, comentó la gerente de Quito Turismo al subrayar la “gran exposición mediática frente al mundo” que tendrá la ciudad con motivo de la conferencia.

Para la responsable de la entidad municipal, Quito tiene un elevado potencial turístico gracias a algunos atractivos que confieren a la ciudad y a su entorno la condición de destino natural, ya que la vegetación ocupa el 60 % de sus 424.000 hectáreas de superficie.

“Apenas a 45 minutos (del área urbana) tenemos un bosque nublado: la extensión del Chocó Andino, con mas de 542 especies de aves”, un lugar considerado idóneo para el avistamiento de aves, según el organismo de conservación “Bird Life International”.

Además, hay catorce nevados que circundan la ciudad. “En un día despejado los podemos contar tranquilamente”, comentó.

La directora de Quito Turismo mencionó también la gran diversidad de anfibios, reptiles y peces que habitan esta área, al igual que el “Oso de anteojos”, una especie única en Suramérica que vive en las inmediaciones del volcán Pichincha, a cuyos pies se asienta Quito.

Sommerfeld destacó además otros atractivos turísticos, como el subsistema de áreas protegidas metropolitanas, la oferta de turismo comunitario, ecoturismo, turismo de aventura e iniciativas ligadas a la gastronomía, como la cerveza artesanal y el chocolate, elementos que enriquecen asimismo la oferta turística de la ciudad. EFE (I)

jsm/mae

Publicidad