Ecuador. Viernes 2 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Israel, EE.UU. y la UE llaman la atención sobre el auge del antisemitismo

Israel, Estados Unidos, la Unión Europea (UE) y Canadá organizaron hoy en la sede de Naciones Unidas un foro para analizar el auge del antisemitismo y discutir posibles medidas para combatirlo.

Publicidad

Embajadores, expertos y académicos participaron en la cita, que llamó la atención especialmente sobre el problema de los mensajes contra el pueblo judío que se difunden a través de internet y las amenazas que por esa vía reciben algunos de sus miembros.

En ese sentido, el representante de Israel ante la ONU, Danny Danon, reclamó a las empresas de medios de comunicación y redes sociales medidas preventivas contra los discursos de odio.

Según Danon, el antisemitismo violento ha aumentado a escala global un 40 por ciento de la mano del crecimiento de las redes sociales.

La embajadora estadounidense, Samantha Power, subrayó la necesidad de proteger la libertad de expresión, incluso en sus formas más desagradables, pero apostó por trabajar en fórmulas para que también a través de internet las víctimas de ese acoso puedan combatir el problema.

“Debemos hacer más para elevar las voces virtuales de aquellos que quieren responder a esa intolerancia”, señaló.

Además, Power subrayó la necesidad de mantener una distinción entre las críticas legítimas a Israel y el antisemitismo.

“Los Gobiernos, los grupos de la sociedad civil y los ciudadanos tienen derecho a criticar las acciones y políticas del Estado de Israel, como tienen derecho a criticar las acciones y políticas de Estados Unidos y de todos los miembros de la ONU”, dijo.

“Lo que no es legítimo es mezclar la crítica al gobierno de Israel con la crítica al pueblo judío o al judaísmo. Sin embargo a menudo las líneas son difusas”, añadió.

En un mensaje en vídeo, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, recordó que el antisemitismo es una de las formas de odio más antiguas en el mundo y lamentó que siga existiendo hoy en día.

“La violencia contra la gente por su identidad religiosa o sus creencias es un ataque a los valores centrales de Naciones Unidas. Esa intolerancia es también una de las amenazas más grandes en la actualidad”, dijo Ban.

El jefe de la ONU apuntó que “junto a un auge global del antisemitismo, se están viendo también otras formas alarmantes de discriminación”, entre las que destacó el “odio y los estereotipos dirigidos a los refugiados y migrantes”.

“Estoy indignado con aquellos que alimentan las llamas de la intolerancia religiosa con fines políticos”, aseguró. EFE (I)

Publicidad