Ecuador. Lunes 5 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Una multitud en Argentina vuelve a gritar “Ni una menos” contra feminicidios

BUENOS AIRES (ARGENTINA) 19/10/2016.- Miles de personas participan hoy, miércoles 19 de octubre de 2016, de la marcha convocada por la plataforma social "Ni Una Menos", en Buenos Aires (Argentina). La plataforma "Ni Una Menos" convocó a movilizarse durante el "Miércoles negro", una jornada que busca poner fin a la violencia de género y a otras prácticas de discriminación hacia las mujeres, luego del violento asesinato de una joven de 16 años en la ciudad de Mar del Plata. EFE/David Fernández

Buenos Aires, (EFE).- Varios miles de personas vestidas de luto volvieron a clamar hoy en Buenos Aires “Ni una menos, vivas nos queremos”, un lema con el que pidieron el fin de la violencia machista que se lleva cada año la vida de más de 200 mujeres en Argentina, asesinadas por su condición de género.

Publicidad

Con el nombre “Miércoles negro”, la masiva manifestación fue convocada hoy en el centro de la ciudad a raíz del asesinato el pasado 8 de octubre de la joven de 16 años Lucía Pérez, drogada, violada y empalada en la ciudad de Mar del Plata, un feminicidio que volvió a despertar la rabia de gran parte de la sociedad argentina.

Desde las 17.00 horas (20.00 GMT) y bajo una intensa lluvia que no apagó los gritos de “justicia”, miles de personas acompañadas de pancartas y banderas con consignas como “El machismo mata”, “Nos queremos vivas, libres y sin miedo” y “Yo soy víctima” desfilaron hasta la céntrica Plaza de Mayo de Buenos Aires.

La manifestación, que se replicó en otros países de Latinoamérica y Europa, fue convocada en los últimos días por el colectivo “Ni una menos”, que llamó unas horas antes a todas las mujeres del país a que pararan de trabajar durante una hora en solidaridad con todas las víctimas de violencia machista.

Maestras, trabajadoras de la limpieza, oficinistas, funcionarias y empleadas de todos los sectores pararon de trabajar a las 13.00 horas (16.00 GMT) y salieron a la calle para lanzar un grito unánime contra el machismo que luego recogieron las manifestantes.

“Yo tengo una nieta de 16 años y tengo que estar con los pelos parados (de punta) todos los días, para ver dónde está, a qué hora llega del colegio… No se puede vivir así”, relató a Efe Susana González, vestida completamente de negro, con el lema de la marcha inscrito en un cartel pegado a su frente: “Ni una menos”.

El negro unánime desfiló por las principales calles de la ciudad, manchado únicamente por el colorido de los paraguas y de unas pancartas que, salvo contadas excepciones, evitaron los lemas políticos y partidistas para centrar el reclamo en el fin de los feminicidios y del machismo que los origina.

Así lo consideró Melina Bertol, estudiante de comunicación, quien comentó a Efe que se siente impotente cada vez que sufre “microacosos” en la calle: “Los piropos de mal gusto, los insultos… me generan una sensación de parálisis, no se puede hacer nada”.

Aseguró que salir a la calle un día como hoy es la “única manera de hacer notar qué es lo que está pasando”.

Según datos de organizaciones sociales, solo en octubre contabilizaron 19 feminicidios en el ámbito nacional, lo que eleva a 226 la cifra de homicidios amujeres por el hecho de serlo en lo que va de año. El Registro Nacional de Femicidios reveló que en 2015 hasta 235 mujeres fueron asesinadas a manos de sus parejas.

Para María Eugenia Rivero, ataviada con una bandera blanca y morada, colores simbólicos de estas reivindicaciones, es necesario “implantar este problema en la agenda política”, ya que “sólo con políticas públicas” se puede concienciar a la sociedad y conseguir que pare esta “ola de muerte”.

Una vez que las riadas de gente colmaron la Plaza de Mayo, frente a la presidencial Casa Rosada, las organizadoras de la concentración leyeron un manifiesto en el que recogieron el reclamo unánime de las miles de personas que salieron hoy a la calle en Buenos Aires.

“Tenemos que ser muy contundentes en el pedido de justicia. Los feminicidios están por encima de cualquier estadística en Argentina”, explicó ayer a Efe Florencia Minici, integrante de “Ni una menos”, plataforma que nació a partir de una histórica manifestación similar a la de hoy en junio del año pasado.

Por su parte, el presidente argentino, Mauricio Macri, expresó hoy su apoyo a la manifestación y reafirmó el compromiso de su Gobierno en trabajar “para prevenir y erradicar” la violencia de género, al tiempo que destacó la importancia de aprender a respetar “la diversidad”. EFE (I)

Publicidad