Ecuador. domingo 10 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El papa alienta una cultura de no violencia en la política mundial

Fuente: CEV (Conferencia Episcopal Venezolana

CIUDAD DEL VATICANO (AP) — El papa Francisco exhortó a adoptar una cultura renovada de la no violencia en la política global, al afirmar que las respuestas militares a los conflictos solo generan más violencia.


Publicidad

Francisco mencionó a la Madre Teresa, Mahatma Ghandi y Martin Luther King Jr. Como modelos de pacificadores no violentos en su mensaje anual para el Día Mundial de la Paz, que la Iglesia católica celebra el 1 de enero.

“La violencia no es la solución para nuestro mundo fragmentado”, dice el mensaje emitido el domingo. “Responder con violencia a la violencia lleva, en el mejor de los casos, a la emigración forzada y a un enorme sufrimiento”.

Meses atrás el Vaticano fue sede de una conferencia de activistas por la paz que exhortaron a la Iglesia a renunciar a su doctrina de la “guerra justa”, que acepta el uso de la fuerza para detener una agresión injusta si se cumplen ciertas condiciones. Los activistas propusieron un nuevo marco para la paz basado en la no violencia evangélica, argumentando que con frecuencia se ha usado la doctrina de la “guerra justa” para justificar y respaldar la acción militar en lugar de impedirla.

Pidieron a Francisco que elabore una encíclica sobre la “no violencia activa”.

En conferencia de prensa de presentación del mensaje el lunes, el hombre que representa al papa en asuntos de paz y justicia, cardenal Peter Turkson, dijo que no descartaba una posible encíclica o una reunión de obispos sobre el tema de la no violencia. Dijo que la doctrina vigente de la “guerra justa” ya no era la adecuada para el mundo de hoy.

Francisco, quien lleva el nombre de San Francisco de Asís, ha condenado las guerras y promovido la paz, como sus predecesores. Pero también ha apoyado las medidas militares ante los ataques del grupo Estado Islámico a los cristianos en Irak y Siria.

El papa reiteró la exhortación del Vaticano a prohibir y abolir las armas nucleares, y añadió: “Con la misma urgencia suplico que se detenga la violencia doméstica y los abusos a mujeres y niños”.

Las mujeres, dijo, suelen ser líderes en la no violencia. Elogió a la liberiana Leymah Gbowee, premio Nobel de la paz, y a las miles de mujeres liberianas cuyas protestas no violentas ayudaron a poner fin a la guerra civil en el país africano. (I)

The Associated Press