Ecuador. lunes 25 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Aumentan a 47 muertes sospechosas por fiebre amarilla en un estado brasileño

Foto: Medicina del viajero

Sao Paulo, 16 ene (EFE).- Las autoridades sanitarias aumentaron hoy a 47 el número de muertes sospechosas por fiebre amarilla en el estado brasileño de Minas Gerais, en el sureste del país, que el pasado viernes decretó emergencia sanitaria por esta enfermedad.


Publicidad

De las 47 muertes sobre las que se investiga sí se produjeron por fiebre amarilla, 22 son consideradas como “casos probables”, denominación que cuenta con el positivo del laboratorio, pero que necesita todavía de contraste con el historial de vacunación del paciente, entre otros factores, para una confirmación total.

Los óbitos se produjeron en diez municipios diferentes de Minas Gerais siendo Ladainha el más afectado con ocho fallecimientos registrados hasta el momento, seguido de Piedade de Caratinga, con cuatro, según el último boletín de la Secretaría de Salud de Minas Gerais divulgado hoy.

Asimismo también aumentaron a 152 los casos sospechosos de contagio, de los cuales 37 son “probables”, pues los pacientes presentan un cuadro clínico con los síntomas de la enfermedad y además el examen preliminar del laboratorio da positivo.

Por otro lado, la Secretaría de Salud del estado de Espírito Santo informó hoy que investiga sus dos primeros casos sospechosos de fiebre amarilla, ambos registrados en ciudades próximas a la división con Minas Gerais.

El Gobierno de Minas Gerais decretó el viernes pasado emergencia sanitaria por fiebre amarilla en una decisión que afectó a 152 municipios del estado y abrió la puerta a la contratación de personal para ayudar en la lucha contra este brote, así como a la creación de un comité para monitorear la situación.

La fiebre amarilla es transmitida a los humanos por el mosquito Aedes aegypti, el mismo que inocula el dengue, el zika y el chikunguña. EFE

(I)