Ecuador. viernes 24 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Trabajo infantil o prostitución: la supervivencia de víctimas de guerra

Trabajadora sexual. Foto de Archivo, La República.

El Cairo, 13 mar (EFE).- El trabajo infantil o la prostitución se han convertido en los mecanismos de supervivencia de las víctimas del conflicto en Siria, que en dos días cumple el sexto aniversario de su inicio, denunció hoy la ONG internacional Acción contra el Hambre (ACH).


Publicidad

La mayoría de los desplazados y refugiados ya han agotado sus mecanismos inmediatos de adaptación (…) y nuestros equipos sobre el terreno nos cuentan cómo en el último año se han disparado recursos extremos de supervivencia”, señaló el responsable para Oriente Medio de la organización, Jean Raphael Poitou, en un comunicado.

La desesperación ha abocado a que las víctimas del conflicto sirio no tengan otra salida que el trabajo infantil, la explotación laboral, los matrimonios tempranos o la prostitución, explicó Poitou.

El responsable recordó además que el acceso a algunas zonas en Siria sigue siendo todavía “un reto humanitario”, ya que unos “cinco millones de personas están en zonas fuera de nuestro alcance”.

Por su parte, el director de incidencia y relaciones institucionales de ACH, Manuel Sánchez-Montero, adujo que el país árabe “necesita ayuda” para 13,5 millones de personas, casi la mitad niños, y de manera “urgente” para 5,6 millones, con el objetivo de “cubrir sus necesidades básicas”, y esto solo “dentro de Siria”.

Asimismo, indicó que durante la contienda “los actores y las zonas del conflicto han evolucionado, pero el sufrimiento de la población permanece” y el número de personas que salieron del país el pasado año se ha estabilizado por “la menor permeabilidad de las fronteras vecinas”.

La ONG hizo un llamamiento a la comunidad internacional con el fin de que las partes en conflicto “cumplan con el derecho internacional humanitario, faciliten el acceso a las ONG y que estas usen los recursos disponibles con la máxima eficiencia, y que los países donantes efectúen el desembolso de los fondos prometidos”.

De hecho, los fondos para Siria en 2016 eran de 3.180 millones de dólares, y para 2017, de 3.400 millones de dólares, de los que hasta la fecha se ha financiado solo el 3,1 por ciento, de acuerdo con las cifras de la organización.

En estos seis años de guerra, en los que, según ACH, 470.000 personas han perdido la vida, la ONG sigue trabajando en el país árabe con servicios de agua, saneamiento, ayuda alimentaria y apoyo a medios de vida. EFE

(I)