Ecuador. Viernes 18 de Agosto de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Quisieron asaltar a un misionero mormón en una favela y recibieron una golpiza inolvidable

Captura de pantalla.

Un grupo de misioneros mormones de los Estados Unidos recorría una favela de Brasil cuando dos hombres fuertemente armados detuvieron su motocicleta a su lado y uno de ellos bajó apuntándolos con un arma de fuego.
El delincuente comenzó a vaciar los bolsillos de sus víctimas hasta que uno de ellos reaccionó y logró desarmarlo y propinarle algunos golpes.


Publicidad

El cómplice que lo esperaba en el rodado decidió interceder y devolver el ataque al robusto misionero para intentar recuperar el revólver. Sin embargo, recibió una golpiza. Ambos malhechores decidieron huir del lugar ante la decisión del mormón de no dejarse intimidar.

Las imágenes fueron capturadas por una cámara de seguridad y muestran toda la escena. “El misionero temió por su vida y reaccionó”, fue la explicación que dio Eric Hawkins, el vocero de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, cuya base central está en Salt Lake City, Utah.

El hecho ocurrió el pasado sábado en una favela de Manaos, mientras los jóvenes mormones caminaban por el lugar con sus distintivas vestimentas: impolutas camisas blancas y una corbata negra.

Los jóvenes, todos norteamericanos, no fueron identificados por Hawkins, quien prefirió mantener en reserva sus nombres. Ellos permanecerán en Brasil durante un tiempo indefinido recorriendo casas y llevando sus creencias. Por lo general, este tipo de misiones son realizadas por misioneros de entre 18 y 25 años.

“La recomendación dada es evitar el conflicto. Cada situación es única, y como adultos, los misioneros deben tomar decisiones acerca de su seguridad. En este caso, el asaltante tenía un arma y el misionero reaccionó en el momento para proteger su vida y las de sus compañeros”, añadió el jefe de la congregación.