Ecuador. lunes 20 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Mujica: la digitalización es una “dictadura que entra sin que te des cuenta”

El expresidente de Uruguay, José Mujica. Foto: EFE/Archivo

El expresidente de Uruguay José Mujica alertó hoy en Sao Paulo sobre la revolución tecnológica al considerarla una nueva forma de “dictadura” que entra de manera inconsciente y domina las decisiones de las personas a nivel mundial.


Publicidad

La digitalización “es el nuevo auge de la dominación sin necesidad de militarización. Es la dictadura que entra sin que te des cuenta y domina tus decisiones“, manifestó Mujica en la apertura de un congreso regional del Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil, celebrado hoy en la capital paulista.

El exmandatario uruguayo acompañó la noche de este viernes al expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva y a dirigentes del PT, además de a líderes sociales y sindicales en el acto de inauguración.

En su discurso, Mujica afirmó que la sociedad está en estos momentos bajo la “amenaza de la dominación digital“, pues actualmente es posible averiguar el perfil psicológico de millones de personas y mandarles mensajes personalizados.

Para el exmandatario, la nueva tecnología digital establece un “nivel de dominación que jamás pudo tener ninguna dictadura en el mundo” puesto que otorga la posibilidad de introducirse “en la conciencia de la gente”.

En su opinión, las nuevas generaciones tendrán que “luchar” contra eso y también contra la “masiva robotización del trabajo”.

Esa técnica se está aplicando en toda América Latina. Frente a todas esas trampas, cuiden la herramienta del partido, las personas necesitamos de partido, de fuerza colectiva”, comentó al público.

En este sentido, Mujica le pidió al pueblo brasileño juntarse con el resto de los trabajadores latinoamericanos y buscar aliados porque “la batalla es de todo el continente”.

“Brasil solo no puede y el resto de los latinoamericanos no puede sin Brasil”, añadió.

No obstante, advirtió que esa lucha, que será “larga”, no puede estar basada en el “odio” porque eso es lo que espera la “derecha fascista agazapada” que busca precisamente la confrontación para “aplastar los derechos” sociales.

Los dos exmandatarios almorzaron juntos previamente y ya en el acto fueron recibidos con vítores a su entrada en el auditorio del Sindicato de los Bancarios y Financieros de Sao Paulo, ubicado en el centro de la ciudad. EFE

(I)