Ecuador. sábado 23 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Del Carchi al Macará, a lomo de caballo, en 40 días

Fotografía de Quito Ecuestre.

Un grupo de amigos aficionados a los caballos se unen para cumplir su sueño de viajar por todo el Ecuador a lomo de caballo, cruzando el país de frontera a frontera. La aventura diseñada por la agrupación Quito Ecuestre lleva el nombre de Travesía 593 y comenzará el próximo 1 de Julio del 2017, en la parróquia de Tufiño (Carchi) finalizando el 8 de Agosto en la localidad de La Tina (Loja). El plan de viaje contempla en total 40 días de recorrido en los que los jinetes tienen previsto cabalgar más de 1.000 Kms, a un ritmo promedio de 6 horas por día.


Publicidad

El viaje se realizará utilizando caballos criollos mezclados con distintas razas que fueron criados y entrenados por Quito Ecuestre para demostrar su fortaleza y resistencia en todo tipo de terrero. El objetivo es revalorizar nuestros ejemplares criollos con miras a la creación de una raza nacional de caballos. Más del 80% de la Travesía se desarrollará en los páramos de la Cordillera de Los Andes. Uno de los tramos más exigentes es el cruce del páramo de los Llanganates, lugar muy poco visitado debido a sus leyendas y geografía inhóspita. Otro momento representativo de la ruta será el ascenso a la Cima de Tres Cruces en el Nudo del Azuay, donde jinetes y caballos llegarán más allá de los 4.300 metros sobre el nivel del mar. En Octubre del 2016 los caballistas de la Travesía 593 viajaron con sus ejemplares desde Quito hasta Guayaquil, durante 12 días, lo que los impulsó a realizar esta aventura de mayores proporciones. Para la nueva hazaña los jinetes han entrenando a sus caballos desde hace seis meses tiempo en el cual los animales fueron monitoreados por su veterinario para garantizar su optimo estado de salud.

Participan en la Travesía 593 Xavier Arroyo, Karina Corella y Jaime Chávez, los tres fundadores de Quito Ecuestre. A ellos se suman los ambateños Byron Palacios y Nicolás Martínez quien va con su hija, las quiteñas Patricia Guerra y María Isabel Salvador. Todos ellos van guiados en la ruta por los chagras Juan Manuel Llumiquinga y César Asipuela.

Este viaje rinde homenaje especial al caballo al viajar en ellos tal como se lo hacía en épocas antiguas de la historia, cuando los caballos jugaron un rol primordial también como guerreros en las luchas por la independencia y en las labores del campo que permitieron el desarrollo agrícola y progreso del Ecuador.