Ecuador. sábado 23 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Casi la mitad de los bolivianos mascan hoja de coca, según encuesta

El 47 % de los bolivianos masca la hoja de coca, aunque solo el 11 % lo hace diariamente y otro 13 % cada semana, según una encuesta de la empresa Mercados y Muestras que publica hoy el diario paceño Página Siete.


Publicidad

El estudio tuvo una muestra de 800 personas repartidas en todas las capitales departamentales, la ciudad de El Alto -la segunda más poblada del país, pegada a La Paz- y ciudades intermedias, tiene un margen de error de ± 3,47 % y un nivel de confianza del 95 %.

Según los datos obtenidos, el 53 % de la población boliviana nunca masca coca o no “acullica”, como se nombra localmente a esa práctica.

El 18 % lo hace “muy rara vez” y el 4 % lo hace una vez al mes.

El Gobierno boliviano aumentó en marzo el límite legal de hectáreas de cocales, permitiendo cultivar la hoja en una superficie de hasta 22.000 hectáreas en dos áreas del país.

La nueva ley, que legalizó definitivamente las extensiones de cultivo que ya se permitían con la cobertura legal de un decreto y diversos convenios y posibilitó aumentar los cultivos, que actualmente se estiman en 20.000 hectáreas, causó una gran polémica nacional e internacional.

Bolivia permite el consumo de coca para “acullicu”, en infusiones o productos alimenticios, restringe geográficamente las áreas de cultivo y trata de controlar su distribución a través de mercados legales.

El ministro de Gobierno (Interior), Carlos Romero, dijo en el periodo de aprobación de la nueva ley que siete de cada diez personas mascaban la hoja en Bolivia, una cifra que el estudio de Mercados y Muestras rebaja al 47 %.

El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, aseguró en el mismo periodo que, de las 22.000 hectáreas que se iban a legalizar, 18.000 irían destinadas a satisfacer la demanda para el “acullicu”, mientras que las otras 4.000 servirían para sintetizar productos farmacéuticos y alimenticios.

A la hoja de coca, que libera diversos alcaloides al mezclarse con la saliva o prepararse en infusión, se le atribuyen propiedades energéticas y nutritivas, pero también es la materia prima para sintetizar cocaína.

Bolivia es uno de los principales productores mundiales de hoja de coca y cocaína, por detrás de Colombia y Perú. EFE