Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Éxodo de refugiados venezolanos ingresa por frontera norte

Foto tuiteada por @AmparitoRosero

Un promedio de 800 Y 1.000 venezolanos al día están haciendo tránsito hacia Ecuador a través del puente internacional de Rumichaca. Así narra el sitio de El Comercio el caso de una profesora venezolana que se ha quedado varada junto al Puente Internacional de Rumichaca, en la frontera norte de Ecuador: Tras tres días de viaje en autobús desde Maracaibo, Venezuela, hasta Ipiales, Colombia, Rosa Elena Yedó y sus dos hijos no podían ingresar, el miércoles último, a Ecuador. “En la oficina de Migración nos dijeron que no tenemos perfil de turistas, porque no presenté USD 500, por cada uno. Por eso estamos esperando a una amiga ecuatoriana que justifique que nos hospedaremos en su casa, en Quito”.


Publicidad

La mayoría viene con enormes maletas, pero declaran a la autoridades que solo son turistas. “En realidad nosotros lo que hacemos es cumplir estrictamente con lo que determina la ley, pero no por eso podemos desconocer que el servicio que nosotros prestamos es a seres humanos, por lo que nuestros analistas conocen perfectamente cuál es el tratamiento que se debe dar, como el respeto a la libre movilidad. Pero que también debe ser una migración regulada y ordenada, por lo que independientemente de la nacionalidad que tenga cualquier persona, puede hacer su ingreso o salida siempre cumpliendo con lo que está establecido en la Ley”, agregó.

En Migración, dicen, se están cumpliendo con todos los procedimientos y protocolos establecidos también en la normativa internacional, por lo que ciertas personas que no cumplen con los requisitos necesarios básicos, no pueden ingresar al país de acuerdo al procedimiento de ley.

“Así digan que vienen de turistas todos sabemos que los venezolanos estamos huyendo de la difícil situación política y económica que vive nuestro país”. Así señala una mujer, de 26 años, que asegura llamarse María Andreína, también citada por El Comercio. Ella salió de Táchira, Mérida, buscando un futuro mejor. Comenta que su destino es la capital ecuatoriana, en donde vive un primo que le envió dinero para el viaje. Espera conseguir empleo para traer a sus padres y hermanos. 

Telvi Mabares, otra viajera que inició su recorrido en Valencia, confirma que ella salió de su país por que teme que la situación empeore tras los comicios del domingo. La mujer, de baja estatura y cabello rubio, lleva una bandera de su país. La exhibe cada vez que puede. Viaja a Chile con su esposo e hijo. 

En los exteriores de la oficina de Migración, decenas de personas esperan ser atendidas. El número que en semanas pasadas se atendía normalmente, en estos últimos tres días se ha tornado con una creciente de tres veces. Muchos llevan grandes maletas y aseguran que es lo único que poseen, porque han vendido sus bienes en busca de un lugar tranquilo para vivir.

Sin embargo personas como Ariadna de nacionalidad venezolana, señaló que a pesar de que cruzar Colombia le resultó bastante cómodo porque en el vecino país se le abrieron fácilmente las puertas sin tanto misterio, al llegar a Ecuador no sabe porque a pesar de que viene a pasar vacaciones se siente atropellada porque en estas oficinas se le han presentado mil peros para poder ingresar. “Yo voy solo de vacaciones, no voy a establecerme allá porque me encuentro de descanso de mis actividades de docente en Venezuela y solamente el pero que me ponen  para poder justificar mi estadía, señalan que debo tener un conocido y ese el pretexto para no poder sellar”, dijo e hizo un llamado al Cónsul venezolano para que resuelva esta situación que se presenta en esta oficina ya que afirma que se les está pidiendo entre 500 y 700 dólares para poder entrar al país.

Foto tuiteada por @AmparitoRosero

  • Con informes del portal http://lanacionenvivo.com