Ecuador. sábado 25 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Abogado ecuatoriano pone fin a asilo en República Checa

El abogado ecuatoriano Jose Luis Guerrero, con asilo político en la República Checa desde el 11 de octubre. Foto tomada de Ubicatv

El empresario y abogado ecuatoriano José Luis Guerrero, asilado en república Checa desde 2013, ha solicitado revocar la protección internacional y ha regresado hoy a su país al considerar que ya han prescrito los delitos de sabotaje y terrorismo que se le imputaban, informó a Efe en Praga.


Publicidad

Hoy he regresado a mi querido y respetado país, luego de siete años de una injusta persecución política“, dijo a Efe en un mensaje enviado poco después de tomar tierra en Quito.

Guerrero fue uno de los trece encausados en el proceso por sabotaje y terrorismo incoado por la Fiscalía ecuatoriana por los sucesos acaecidos el 30 de septiembre de 2010 en la sede de la televisión pública Ecuador TV, donde un grupo de manifestantes irrumpió de forma violenta.

El abogado afirmó que esa acusación de sabotaje y terrorismo “ha prescrito” y que la Justicia ecuatoriana así “lo ha reconocido”.

En mayo de 2015 la Justicia checa rechazó con carácter definitivo la solicitud de extradición presentada por Ecuador sobre José Luis Guerrero y su hermano Pablo, también abogado y que en 2009 fue candidato en las elecciones presidenciales por la desaparecida “Concentración de Fuerzas Populares”.

Voy a litigar en los tribunales por los daños que he sufrido durante todos estos años, en los que se me ha impedido ejercer la profesión“, avanzó el jurista.

El exilio le obligó además a abandonar numerosas representaciones empresariales.

“Ahora quiero volver a la vida normal. He recibido varias propuestas de grupos políticos. Me gustaría involucrarme en alguna consejería municipal para aplicar lo que he aprendido en la República Checa en materia de transporte, de gestión de residuos o organización de la ciudad”, precisó Guerrero.

Guerrero mostró también su agradecimiento a la República Checa por “abrirle los brazos”. EFE

(I)