Ecuador. sábado 25 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Miles de millones de dólares en pérdidas a causa de Harvey 

Residentes son rescatados de sus casas que estaban rodeadas de agua por las inundaciones que el huracán Harvey provocó a su paso en Houston, Texas el domingo 27 de agosto de 2017. (AP Foto/David J. Phillip) (AP Foto/David J. Phillip)

Los daños provocados por las inundaciones que ha dejado el huracán Harvey podrían alcanzar las decenas de miles de millones de dólares, y se prevé que la economía de la región se contraiga, al menos a corto plazo.


Publicidad

Harvey azota una zona llena de refinerías en la costa del Golfo, lo que se traduce en precios más altos de los combustibles. Los futuros de la gasolina subieron el lunes casi 3%.

La tormenta también afectó el transporte de productos de consumo.

Harvey, que golpeó la costa como un huracán de categoría 4, posiblemente afecte durante meses la economía del sur de Texas. Mark Zandi, economista en jefe en Moody’s Analytics, pronosticó que el PIB de la región bajará cerca del 1%, entre 7.000 y 8.000 millones de dólares. Afirmó que se recuperará con la ayuda de los pagos de seguros y los fondos del gobierno para reconstrucción.

Aquí un panorama de los efectos en industrias vitales:

REFINACIÓN: Se prevé que los precios de los combustibles se incrementen durante la próxima semana después de que se cerraran unas 10 refinerías, que representan más del 15% de la capacidad del país.

Casi 3.000 millones de los 18.000 millones de barriles que se refinan a diario en Estados Unidos, han quedado fuera de circulación. La mayoría de los cierres han sido preventivos y solo se reportan inundaciones menores.

PETRÓLEO Y GAS: Las compañías petroleras retiraron desde la semana pasada a trabajadores de más de 100 plataformas en el Golfo de México. Se frenó cerca del 19% de la producción petrolera en el Golfo, que representa alrededor de una quinta parte de la producción petrolera de Estados Unidos.

TRANSPORTE: Los puertos principales en Houston y Corpus Christi permanecen cerrados el lunes y podrían permanecer así durante varios días.

Eso afectaría los envíos de gasolina a la costa este, cuando las refinerías hayan retomado sus operaciones. Varias embarcaciones de carga que iban rumbo a Houston anclaron en México o Luisiana en espera del paso de la tormenta. El puerto de Houston también maneja los envíos de exportación de granos.

Los puertos no pueden reabrir hasta que la Guardia Costera y los pilotos de los navíos tengan plena confianza de que las vías están libres de escombros.

VIAJES: Los dos grandes aeropuertos de Houston permanecerán cerrados para recibir únicamente vuelos de ayuda, hasta finales de semana, debido a inundaciones en las pistas y a que los caminos aledaños están bajo el agua.

Se cancelaron más de 1.600 vuelos el lunes, la mayoría de ellos en los aeropuertos Bush Intercontinental y Hobby, según el servicio de rastreo FlightAware.com.

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos prevé que el Bush Intercontinental reabra el jueves y el Hobby un día antes. Esos pronósticos son optimistas. Bill Begley, portavoz de aeropuertos, dijo que no reanudarán operaciones hasta que las autoridades tengan la certeza de que son seguros, “y ni siquiera quiero ponerle un plazo a eso”.

ASEGURADORAS: El daño a propiedades debido a Harvey posiblemente se contabilice en decenas de miles de millones de dólares, según Moody’s Analytics, pero la industria de las aseguradoras asumirá tan solo una pequeña porción. El mayor peso recaerá en los contribuyentes.

AIR Worldwide, que asesora a compañías sobre manejo de riesgos, estima que Harvey provocó entre 1.200 y 2.300 millones de dólares en daños por vientos y tormentas. Otro despacho de análisis, CoreLogic, pronostica entre 1.000 y 2.000 millones de dólares. Risk Management Solutions indica que podría alcanzar los 6.000 millones de dólares, aunque posiblemente sea mucho menos.

Don Griffin, vicepresidente de Property Casualty Insurers Association of America, dijo que las compañías aseguradoras cuentan con buen capital y son capaces de pagar los reclamos.

Sin embargo, dichos estimados no incluyen los daños por inundaciones debido a que generalmente están cubiertos por un seguro federal, y no por las pólizas de los propietarios de viviendas.

AIR calcula que propiedades por 60.000 millones de dólares en el condado Harris, donde se localiza Houston, están aseguradas en el programa nacional contra inundaciones, que ya le debe al Departamento del Tesoro más de 20.000 millones de dólares en capital prestado para la cobertura de tormentas previas.

(I)