Ecuador. miércoles 22 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Paraguay enfrenta un problema de contaminación del aire

Asunción (EFE).- Los transportes y las emisiones de metano procedentes de la agricultura representan los dos principales enemigos de la calidad del aire de Paraguay, donde la polución supera en un 50 % las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).


Publicidad

En Paraguay, el nivel de contaminación del aire se sitúa en 15 microgramos de partículas por metro cúbico, según la OMS, 50 % por encima de sus estándares.

El aire se enturbia más en la capital, Asunción, donde la polución asciende a 18 microgramos de partículas por metro cúbico, 80 % más de lo admisible, según la OMS.

El director general de la Dirección del Aire, Rafael Sosa, explicó a Efe que la antigüedad de gran parte de los vehículos de transportes y la dependencia del país a la agricultura son fuentes de contaminación del aire.

En este sentido, Sosa señaló que Paraguay ha logrado modernizar su flota de transporte, algo que no solo beneficia a los viajeros, sino también al aire, puesto que sus emisiones no resultan tan nocivas.

“De 2.400 autobuses obsoletos, hoy estamos con una flota renovada de 1.600 y eso tiene un impacto muy grande”, precisó.

El país cuenta con una Ley del Aire, formulada en 2014 y a la espera de reglamentación, pero todavía carece de una verdadera implementación, así como de recursos y equipos suficientes para medir la contaminación aérea y elaborar estadísticas.

A pesar de que la Secretaría del Ambiente (SEAM) dispone desde marzo de un equipo de monitoreo del aire, Sosa reconoció que, por el momento, solo “hay algunos datos aislados” y la mayoría proceden de los estudios encargados al Centro Mario Molina para Estudios Estratégicos sobre Energía y Medio Ambiente de Chile.

“De junio de 2010 a junio de 2014 se produjo una mejoría bastante sustancial por la calidad del aire, en concreto en los niveles de azufre por las mejoras del combustible”, explicó Sosa, sin precisar cifras concretas.

No obstante, el último informe elaborado por el Centro Mario Molina, presentado en 2015, hablaba de una reducción de 34 % en el caso del dióxido de azufre y de 57 % del óxido de nitrógeno, ambos gases tóxicos procedentes de la quema de combustibles.

Las organizaciones internacionales advierten de la importancia de respirar un aire limpio, algo que resulta imposible para el 92 % de la población mundial, que vive en zonas donde la polución aérea supera las normativas de la OMS, según los datos de este organismo.

En Paraguay, la contaminación del aire es la causa de la muerte de 1.159 personas anualmente, 42 de ellos niños, según los datos de la OMS correspondientes a 2012.

La polución aérea es también responsable del agotamiento de la capa de ozono, el gas que rodea y protege la Tierra.

La Organización Mundial de las Naciones Unidas eligió el 16 de septiembre como el Día Preservación de la Capa de Ozono, misma fecha en la que se firmó el Protocolo de Montreal, enfocado a protegerla. EFE (I)

nfa/dsz