Ecuador. viernes 24 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Revelan depósitos millonarios en cuentas de exjefe del Ejército chileno

La Justicia chilena investiga el origen de 7.942 millones de pesos (unos 12,6 millones de dólares) depositados entre los años 2008 y 2015 en varias cuentas pertenecientes al general Juan Miguel Fuente-Alba, excomandante en jefe del Ejército de Chile.


Publicidad

Fuente-Alba, que comandó el Ejército entre 2010 y 2014, es investigado por supuesto enriquecimiento ilícito en el marco del caso conocido como “Milicogate”, sobre una organización de militares coludidos para apropiarse de fondos de la institución.

Según un trabajo de periodistas de Radio ADN, que accedieron a documentos de la Policía de Investigaciones (PDI) sobre el caso, entre 2010 y 2015 se hicieron depósitos en efectivo en cuentas del general por 2.118 millones de pesos (unos 3,36 millones de dólares).

Fuente-Alba y su esposa, Ana María Pinochet, que era dueña de casa sin ingresos propios, mantuvieron entre 2006 y 2013 dos cuentas en el HSBC Bank de Washington, que incluyeron abonos por más de 1,3 millones de dólares, como muestran los informes dados por esa institución bancaria a la Justicia Militar.

Estos abonos se dieron justo en el tiempo en que Fuente-Alba asumió y lideró la Comandancia en Jefe del Ejército, pero además hay constancia de otros cuantiosos ingresos extra durante su anterior estadía en Estados Unidos como agregado militar.

Según el informe de la PDI, en ocho cuentas bancarias de Fuente-Alba en los bancos BCI, Security, Banco de Chile, Scotiabank y BBVA Chile, se registran compras de lujosos autos y propiedades desde el 2008, cuando el sueldo del oficial era de 2,5 millones de pesos mensuales (unos 3.970 dólares), según el Ministerio Público.

El general pasó a retiro en marzo de 2014, pero entre diciembre de 2013 y mayo de 2014, cuando la institución firmó compras de armas y de material de guerra por muchos millones de dólares, se detectaron tres abonos de inversiones por 483 millones de pesos (unos 766.000 dólares) a su nombre.

Según indicó Radio ADN, el principal objetivo de las investigaciones de la PDI apuntan a determinar el origen de los millonarios abonos, que contrastan con los ingresos normales del general, a los que se suman 76 millones de pesos (unos 120.630 dólares) en viáticos.

Otras aristas de la investigación apuntan a la actuación del agente bancario del general Fuente-Alba en el Banco de Chile, quien no habría dado aviso de las operaciones del oficial, como establece la ley.

Los movimientos de capital incluyen a otros dos oficiales, Mauricio Vera y Rodrigo Hidalgo, y a un civil, Fredy Araya.

Los abogados de Fuente-Alba, aclararon hoy que la información revelada por radio ADN; adolece de “gruesos errores que fueron aclarados por esta defensa al tribunal en marzo del 2017, a través de un peritaje debidamente fundado, que acredita legítimamente todo el patrimonio del general Fuente-Alba“.

En un comunicado difundido en la tarde del lunes, su defensa precisa que “el general Fuente-Alba nos ha instruido para que evaluemos las acciones legales pertinentes contra los funcionarios de la PDI que elaboraron este informe plagado de errores, imprecisiones e inexactitudes, por los graves daños a su honra y la de su familia“.

Preguntado hoy por los periodistas, el ministro de Defensa, José Antonio Gómez, admitió que las cifras no calzan con los ingresos del exjefe castrense: “Si eso es realidad, es una situación que tendría que aclarar sin duda la investigación“, dijo.

“Creo que lo importante es la investigación judicial, y cualquier antecedente que salga debe ser investigado en profundidad, deben tomarse las medidas legales que correspondan y el fallo final dirá qué responsabilidades hay en cada una de estas cosas”, añadió.

Según Gómez, “lo malo es que esta situación se produzca sin tener claridad de donde surgen esos recursos. Pero finalmente creo que lo importante es que los tribunales y la fiscalía actúen con la mayor rapidez y precisión“, concluyó. EFE

(I)