Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Francisco descarta los zapatos rojos y sigue usando sus botines

Benedicto


Publicidad

El Papa Francisco da muestras de humildad hasta con su calzado ya que a diferencia de su antecesor Benedicto XVI sigue usando los mismos zapatos que cuando era Arzobispo de Buenos Aires.

Son dos estilos diferentes pero no contrapuestos. Para ambos papas, la vestimenta forma parte del mensaje. Benedicto XVI se caracterizó por recuperar muchas de las antiguas vestimentas de los pontífices, como aquellos zapatos rojos que también usó Inocencio V, y en alguna ocasión su predecesor, Juan Pablo II. Con ese rojo intenso, el Papa emérito no pretendía ir al último grito de la moda, ni vestir de Prada, solo recuperar una vieja tradición que recuerda la sangre derramada de los mártires que dieron la vida por su fe.

Francisco, en cambio, ve en la vestimenta una manera de hacer visible la pobreza evangélica. Lleva una cruz pectoral de metal y sorprendió al mundo entero cuando en su primera aparición en el balcón central de la Basílica de San Pedro apareció despojado de cualquier adorno. No llevaba la clásica muceta roja ni la estola antigua que suelen llevar los papas. Solo se la puso para la bendición Urbi et orbi. Sus zapatos, además, son los mismos que pisaban las calles de Buenos Aires y sus gafas viejas suele llevarlas algo caídas. Nada resulta extraño, teniendo en cuenta que el nuevo Papa ha querido llamarse Francisco a secas.

El jueves, Francisco pagó la cuenta de la residencia donde se hospedó en el centro de la capital italiana.

La mañana posterior a su elección, el Papa pidió a un chofer que lo llevara al hotel de los clérigos, el Domus Internationalis Paulus VI, donde se había hospedado durante los días previos a ingresar al cónclave electoral secreto esta semana.

El vocero de la Santa Sede, Federico Lombardi, manifestó a la prensa que el papa retiró por la mañana sus valijas de la Casa Internacional del Clero y “pagó la cuenta, para dar buen ejemplo”. Sin embargo, el portavoz no reveló el monto de la cuenta.

Infografía del diario español ABC.