Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La Corte Suprema de EE.UU prohíbe patentar el ADN

Washington, 13 jun (EFE).- El Tribunal Supremo de Justicia de Estados Unidos dictaminó hoy que no se pueden patentar genes humanos aislados, en un fallo que abre para millones de mujeres el acceso al tipo del costoso examen por el cual la actriz Angelina Jolie decidió someterse a una mastectomía radical.


Publicidad

Por unanimidad, el tribunal apoyó el dictamen redactado por uno de sus magistrados más conservadores, Clarence Thomas, según el cual la firma Myriad Genetics no tiene derecho a la patente del examen conocido como BRACAnalysis, “porque no creó nada”, y utilizó genes tomados de la sangre en su forma natural, no modificada.

El tribunal anuló las patentes de Myriad que, desde 2009, daban exclusividad a esa firma en el uso del examen, pero aclaró que podría patentarse un gen si fuera creado sintéticamente a partir de material extraído de genes.

Otros tribunales de inferior nivel habían dictaminado que los genes podían patentarse, porque el ácido desoxirribonucleico que la firma aisló y tomó del cuerpo tiene una estructura química notablemente distinta del ADN que se encuentra naturalmente en el organismo.

El dictamen explicó cuidadosamente que no se refiere a patentes de métodos que cubran formas novedosas para aislar genes y tampoco se aplica a maneras novedosas de aplicar genes para tratamientos.

Pero la decisión representa un duro revés para la empresa, y para otras que han invertido cientos de millones de dólares en este campo de la biotecnología con la expectativa de una producción lucrativa de genes.

Myriad alegó que tenía derecho al uso exclusivo de dos genes humanos que indican que las mujeres tienen un riesgo elevado de desarrollar un cáncer de mama y ovario.

El resultado de ese análisis, conocido como BRACAnalysis, y la presencia de los dos genes persuadieron a Jolie a someterse a la extirpación de sus dos pechos, según reveló la propia actriz recientemente.

Como consecuencia del fallo de hoy ahora los investigadores médicos y científicos tendrán más oportunidades de detectar el riesgo de las mujeres a esos tipos de cáncer.

En el dictamen, Thomas escribió que debía rechazarse la pretensión de Myriad Genetics, porque las leyes de la naturaleza, los fenómenos naturales y las ideas abstractas no pueden patentarse.

“Un segmento de ADN que ocurre naturalmente es un producto de la naturaleza y no es elegible para una patente simplemente porque ha sido aislado”, añadió el dictamen.

“Myriad no creó nada. Es cierto, encontró un gen importante o útil, pero el haber separado ese gen de su material genético circundante no es un acto de invención”.

Durante más de tres décadas la Oficina de Patentes de Estados Unidos ha reconocido las patentes de genes humanos, pero quienes se querellaron contra Myriad afirman que esos dos genes, vinculados con un riesgo mayor de cáncer, no son elegibles para una patente porque son algo que se encuentra dentro del cuerpo humano.

“Hoy el Tribunal Supremo derribó una gran barrera para el cuidado de los pacientes y la innovación médica”, señaló en un comunicado Sandra Park, abogado del Proyecto de Derechos de la Mujer en la Unión de Libertades Civiles (ACLU).

“Como resultado de este dictamen las pacientes tendrán un acceso más amplio a las pruebas genéticas y los científicos podrán investigar estos dos genes sin el temor de ser demandados”, agregó.

Myriad, por su parte, argumentó que las patentes eran el resultado de significativas inversiones materiales que permitieron que la compañía avanzara en el diagnóstico del riesgo hereditario de cáncer en las mujeres.

La empresa y sus aliados en las industrias farmacéutica y de biotecnología advirtieron de que el repudio de las patentes como las que tenía Myriad desalentará la inversión financiera en futuras innovaciones médicas. EFE