Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

¿Le cuesta trabajo respirar? Cante

Londres (AP) — En el tercer piso de un hospital de Londres, con paredes en naranja y blanco cubiertas de banderas tibetanas de oración, una decena de personas se reunieron recientemente para realizar ejercicios vocales y cantar temas folclóricos de Ghana y Polinesia.


Publicidad

Aunque los participantes se inscribieron por su amor por la música, también tenían otro motivo: sobreponerse mejor a enfermedades pulmonares. El grupo, que se reúne una vez a la semana, trata a personas con problemas respiratorios como asma, enfisema y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EOPC).

Los médicos del Hospital Real de Brompton en Londres lanzaron el programa tras razonar que las técnicas de respiración que usan los cantantes pudieran ayudar a los enfermos de afecciones pulmonares.

“Como a tantas personas les gusta cantar, pensamos que sería bueno que asociaran el control de la respiración con algo positivo en vez de una técnica de fisioterapia respiratoria”, dijo el doctor Nicholas Hopkinson, neumonólogo del hospital.

Los pacientes de EOPC tienen los pulmones dañados, lo que les limita la cantidad de aire que entra y sale de ellos. “Algunos comienzan a respirar muy rápido, lo que agrava el problema”, dijo Hopkinson.

“Respiran rápido y con poca fuerza, lo que les dificulta aún más la situación”, dijo. Hopkinson dijo que aprender a cantar enseña a los pacientes a adoptar una mejor postura para respirar y a hacerlo con más eficiencia.

Sin embargo, dos pruebas de la terapia de canto realizadas por Hopkinson y sus colegas no han encontrado mucha mejoría en las pruebas de respiración de los pacientes. “La función pulmonar no cambia porque la causa de la afección no ha cambiado”, explicó. Hopkinson dijo que en un estudio comparativo de pacientes que tomaron clases de canto y otro que participó en un grupo de discusión de películas, los pacientes cantores dijeron que se sentían físicamente mejor, aunque eso no se pudiera medir objetivamente.

Otros expertos concordaron en que la terapia de canto es poco común pero un enfoque valioso. “Tiene razones psicológicas válidas”, dijo el doctor Norman Edelman, médico jefe de la Asociación de Neumonología de Estados Unidos. “La respiración controlada, la que se aprende al cantar, es muy importante para personas con EOPC porque deben aprender a respirar lenta y profundamente y a sincronizar el ritmo respiratorio cuando realizan actividades como subir escaleras”, dijo.

Algunos expertos dijeron que el canto probablemente sólo atraería a pocos pacientes y enfatizaron que no debe reemplazar el tratamiento tradicional.

“No todos quieren cantar a diario, pero todos pueden aprender ejercicios que les ayuden”, dijo Julia Bott, portavoz de la Sociedad de Fisioterapeutas de Gran Bretaña. Bott dijo que otras actividades como el yoga y el tai chi usan técnicas de respiración similares a los ejercicios de terapia respiratoria.

Bott agregó que las técnicas usadas para cantar probablemente sólo ayuden a personas con afecciones pulmonares ligeras. “Para el que tenga una afección pulmonar severa, le será muy difícil cantar”, dijo.

John Cameron Turner, de 77 años, está convencido de que las clases de canto lo han ayudado a respirar mejor. Desde que le diagnosticaron enfisema severo en 2002, Turner ha probado varios medicamentos, pero ninguno ha sido muy efectivo. “Tengo los pulmones dañados, pero cantar me ayuda a usarlos lo menor posible”, dijo.

Desde que comenzó las clases de canto hace cinco años, Bott dice que le cuesta menos trabajo hacer cosas como trabajar en el jardín y caminar. Turner dijo que antes tenía que detenerse repetidas veces durante la caminata de media milla de su casa al metro. “Ahora no tengo que hacerlo porque respiro mejor”, dijo.

Turner expresó que era difícil saber si respiraba con más facilidad debido a las clases de canto, pero piensa que más personas con problemas pulmonares deberían cantar. “Me hizo un ser más social y las canciones son muy divertidas”, dijo.

John Cameron-Turner participa en una clase de canto en el Hospital Real de Brompton, en Londres, el lunes 17 de junio de 2013. El grupo, que se reúne semanalmente, está dirigido por un músico profesional y ofrece tratamiento a personas con afecciones respirtorias, como asma, enfisema e insuficiente respiratoria. (Foto AP/Sang Tan)

John Cameron-Turner participa en una clase de canto en el Hospital Real de Brompton, en Londres, el lunes 17 de junio de 2013. El grupo, que se reúne semanalmente, está dirigido por un músico profesional y ofrece tratamiento a personas con afecciones respirtorias, como asma, enfisema e insuficiente respiratoria. (Foto AP/Sang Tan)