Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Coca-Cola lanza bebida endulzada con estevia

La compañía estadounidense Coca-Cola ha lanzado en Argentina “Coca-Cola Life”, la primera de sus colas naturalmente endulzada y baja en calorías, elaborada con estevia, una planta de origen guaraní, 300 veces más dulce que el azúcar.


Publicidad

La nueva Coca-Cola tiene 36 calorías, un 60% menos que la tradicional, y es “completamente natural” gracias a la mezcla entre un destilado de una variedad de estevia y azúcar, un proceso en el que la compañía ha invertido cuatro años.

“Lo que tomó más tiempo fue encontrar la estevia apropiada, porque no todas son iguales, con la pureza y la calidad que estábamos buscando para mezclarla con el azúcar, que tuviera sabor cola y el nivel necesario de gasificación”, dijo Dino Troni, gerente general de Coca-Cola Argentina.

“Coca-Cola Life” contiene nueve gramos de azúcar y tan sólo unos miligramos de estevia, una hoja parecida a la menta que, además de en Asia y en países tropicales, se puede encontrar en el norte de Argentina. La famosa fórmula secreta de Coca-Cola sigue siendo el ingrediente fundamental en el nuevo producto, que mantiene el mismo formato en los envases que sus antecesoras —Coca-Cola tradicional, Coca-Cola Light, y Coca-Cola Zero— pero con un fondo verde en referencia a su endulzante natural.

La estevia, que los indios guaraníes usaban hace 200 años para endulzar sus mates, está presente ya en 75 productos de la marca Coca-Cola, sobre todo en jugos, en la variedad Sprite, y en algunas “fantas”, pero ésta es la primera vez que se utiliza en una cola.

La nueva Coca-Cola tiene 36 calorías, un 60% menos que la tradicional, y es “completamente natural” gracias a la mezcla entre un destilado de una variedad de estevia y azúcar, un proceso en el que la compañía ha invertido cuatro años.

La nueva Coca-Cola tiene 36 calorías, un 60% menos que la tradicional, y es “completamente natural” gracias a la mezcla entre un destilado de una variedad de estevia y azúcar, un proceso en el que la compañía ha invertido cuatro años.