Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Catalina es celebrada por no ocultar su pancita

NUEVA YORK (AP) — Mientras Catalina y Guillermo mostraron a su príncipe recién nacido al mundo, lo que le llamó la atención a muchas mujeres no era el bebé sino la pancita postparto de la duquesa de Cambridge bajo su vestido de lunares azul.


Publicidad

“Me encanta que salió y ahí había una pancita de mamá. ¡Estaba ahí! ¡Todos lo vimos!”, dijo Lyss Stern de Nueva York, quien recodó rechazar ofertas de fajas y píldoras para bajar de peso después de que nació su primer hijo hace nueve años.

Stern, cuya empresa Divamoms.com organiza presentaciones y lanzamientos de productos, agregó que Catalina envió el “mensaje correcto”, en contraste con las celebridades de Hollywood que aparecen “tres semanas después de dar a luz con un vientre plano y un bikini de hilo dental, eso no es real”.

Incluso aquellos que viven de hacer que las mamás recuperen su figura aplaudieron a Catalina. “Me encanta que saliera así, porque nunca vemos las pancitas reales de las mamás”, dijo Helene Byrne, una entrenadora personal en Oakland, California, que se especializa en ejercicio pre y postnatal. “Cuando ves una revista o fotografías de mamás famosas están modificadas con Photoshop. ¡Son falsas, son una gran mentira!”

El Daily Beast incluso dedicó un titular en el cual dijo que la “desvergonzada pancita de Kate acaba con el mayor tabú del embarazo”. De hecho la mayoría de las mamás celebridad no permiten que les tomen fotografías hasta que sus barrigas están planas de nuevo. Y aunque las estrellas suelen decir que todo se debe a la dieta y el ejercicio para lograr que sus cuerpos estén rápidamente listos para el biquini, los cirujanos plásticos y los sitios de chismes suelen decir que se trata de una abdominoplastia (tummy tuck en inglés).

La revista People tiene todo un sitio de internet dedicado a “El cuerpo después de un bebé: mamás famosas muestran su esbelta figura tras dar a luz”, pero la revista rechazó hacer declaraciones el miércoles sobre el ejemplo que dio Catalina. Mientras tanto, la otra mamá famosa del verano, Kim Kardashian, todavía no ha aparecido en público. Us Weekly reportó que no podrá salir de casa hasta que esté lista para “estrenar su cuerpo post-bebé”.

Nadie puede decir si Kate eligió conscientemente enviar el mensaje de que así es cómo se ven las madres tras el parto, o si no se dio cuenta, o no le importó lo obvia que sería su barriguita. De cualquier manera, le entregó el bebé a su esposo en vez de usar al recién nacido para disimular su figura ante las cámaras y las multitudes cuando salió del hospital el martes y su vestido ceñido bajo el busto contrastaba con el vestido tipo caftán que escondía la figura de Diana cuando apareció en público por primera vez tras dar a luz a Guillermo en 1982.

Nancy Manister, quien trabajó 20 años como enfermera de maternidad e imparte clases en la Universidad Fairfield en Connecticut, notó un momento en el que Catalina “se tomó las manos bajo la pancita y pensé ‘no está tratando de ocultarla”’. En cuanto a las mamás ansiosas que se preguntan cuándo desaparecerá esa barriga, Manister dijo “se necesitan seis semanas para perder 25 libras y todo un año” para recuperar tu cuerpo.

Jennifer Moneta, quien trabaja en relaciones públicas en Dallas, dio a luz hace nueve semanas y se sintió muy complacida de que Catalina hiciera que la silueta postparto “se viera muy natural como si así lo debieran esperar todas las mamás tras tener un bebé”. Moneta dijo que después de salir del hospital ella “todavía parecía como si tuviera cinco meses de embarazo, a pesar de que sólo gané 20 libras (10 kilos) durante el embarazo. Mi padre incluso bromeaba conmigo y me decía cariñosamente que no me daba cuenta que el bebé seguía ahí”.

El doctor Robert Atlas, un obstetra en el Centro Médico Mercy en Baltimore, explicó que el “bulto que tienen las mujeres tras dar a luz” es en general tejido suelto y grasa. Agregó que amamantar puede ayudar a las madres a perder peso “por el procesamiento metabólico extra” pero no recomendó fajas para perder el peso por el embarazo, aunque las mujeres que tienen cesáreas sí usan una especie de corsé para soportar los músculos abdominales.

Mientras Atlar contestaba estas preguntas, estaba con la paciente, Melissa Baker, de Ellicott City, Maryland, quien había dado a luz hace una semana. Cuando le preguntaron lo que pensaba de Catalina, Barker dijo sencillamente “me gustó que no luciera perfecta”.