Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Semana de la moda en Madrid

moda madridMadrid, 15 sep (EFE).- La Mercedes-Benz Fashion Week Madrid atraviesa el ecuador de su calendario convertida en una amalgama de influencias, colores y tendencias para la próxima temporada, en la que sobresale la propuesta de los jóvenes creadores y con su mirada enfocada en el mercado extranjero.


Publicidad

Como una prenda hecha en “patchwork”, la pasarela madrileña ha dibujado durante la jornada hoy un crisol de propuestas sin común denominador para la próxima temporada primavera/verano, que se debaten entre el valor seguro del “prét à porter” y las prendas con pretensión de alta costura para ocasiones especiales.

Enmarcado en este “totum revolutum” de propuestas, no ha desentonado la diseñadora Maya Hansen, centrada una temporada más en el exotismo, los colores vibrantes, los juegos geométricos y sus opulentos y reconocibles corsés.

Estampados de accidentes geográficos, volcanes y géiseres han dado vida a “Pangea”, una colección hecha en materiales “más rígidos”, y en los que apuesta por las capas y por primera vez, el bañador, todo bañado en su habitual tono futurista.

Plástico, polipiel y cristales “recogen y dan forma al cuerpo”, con el objetivo de favorecer la silueta femenina, explicó la diseñadora a Efe Estilo, que mostrará su propuesta dentro de poco en Puerto Rico.

“Vendemos más en países árabes y en Latinoamérica que en España”, lamentó Hansen ante su particular universo creativo y la cruda realidad del consumo nacional.

Una gran habitual del mercado latino es ya la veterana Agatha Ruiz de la Prada, diseñadora que se ha mantenido fiel a su lenguaje multicolor y de fábula, en su propuesta, aunque más ‘ochentera’ que nunca.

La diseñadora ha cedido el protagonismo de sus habituales corazones y flores al juego de impresiones, bien sea de grafitis, bien de trazos que imitan la brocha del pintor, o líneas geométricos que tiñen sus propuestas de amarillo canario, verde o rojo teja, junto a sus habituales corazones y flores.

Poco antes, Hannibal Laguna se sumergía en los fondos del mar con una colección de noche en clave sofisticada hilada en torno a sinuosos vestidos años cincuenta y corte “lady”, todo un cortejo que emulaba en gasa, seda y gipur, los caparazones del coral, conchas de vieira, medusas y posidonias.

Su propuesta se ha distanciado una vez más del estilo “prét à porter” y la identidad comercial, para mirar a las exigentes clientas de mercados como Kuwait, Dubai, Baréin, Rusia o Venezuela, donde está refugiando sus creaciones.

Una de las propuestas más sólidas de la tercera jornada de la pasarela madrileña han llegado del joven Daniel Rabaneda (1986, Sevilla), que ha materializado las tormentas veraniegas y los tórridos días de sol en “Martes”, a través de vestidos relajados y de fuerte identidad minimal, en los que por primera vez utiliza los estampados de agua.

Con fuerte aire masculino, y una paleta de azules, blanco, beige y un toque amarillo yema, el diseñador andaluz ha subido una mujer urbana, vestida con camisas y vestidos vaporosos, en siluetas versátiles y funcionales para el día, en las que ha desechado las mangas y juega con la superposición de telas y texturas.

Fuera de todo discurso predecible también se ha situado Roberto Etxeberría y su colección íntegramente de hombre, “Gernika”, que se aleja de su marco de referencia afincada en la tradicional sastrería inglesa, para viajar hasta la España rural.

Chaquetillas andaluzas o blusones vascos, en las que experimenta por primera vez con el punto y fusiona con pieles exóticas como la del pitón, han paseado hoy en tonos oscuros y con un guiño barroco, de la mano de modelos tan fuera de lo común, como el actor Óscar Jaenada o Shaun Ross, un modelo albino.

Todas estas propuestas han elaborado un complejo y elaborado crisol de texturas, técnicas, siluetas y tendencias que se postulan para invadir el armario de la próxima temporada, y que por ahora, han echado el cierre a la tercera jornada de la pasarela madrileña. EFE

___

* Una modelo luce una creación de Maya Hansen para la primavera-verano 2014, en la 58 edición de la Madrid Fashion Week, que durante cuatro días muestra el trabajo de 44 diseñadores consagrados y de una decena de jóvenes creadores. EFE/JuanJo Martín