Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Dolce & Gabbana viajan en el tiempo y cubren a la mujer de oro

Roma, 23 sep (EFE).- Dolce & Gabbana viajaron al pasado, a la dominación Griega de su Sicilia, y se dejaron inspirar por las ruinas de los templos, para diseñar una colección que cubre a la mujer de oro y ramilletes de flores en la Semana de la Moda Femenina de Milán.


Publicidad

Columnas, capiteles, templos y monedas antiguas son los elementos que se repiten en la colección de los diseñadores que vuelve a ser exhuberante y llena de color.

Los cinco siglos de dominación griega que han dejado en tierras sicilianas templos como los de Segesta, Siracusa y Agrigento son la inspiración para los estampados de las faldas en seda de esta pareja de modistos.

Un ejercito de diosas griegas cubiertas con minivestidos de oro de todas las formas y tejidos fueron una de las sorpresas de la colección.

El resto de prendas recoge en los estampados los ramilletes de flores del campo siciliano o de antiguas monedas, que durante el periodo griego se acuñaban en Sicilia.

Unas monedas que también aparecen como hebillas en los cinturones anchos de sus vestidos y faldas.

Dolce & Gabbana se olvidan de que la colección es para el verano y cubren a sus mujeres de vestidos o faldas de pieles de vivos colores.

Las bolsas son rígidas y pequeñas y los zapatos se apoyan en plataformas a forma de capiteles griegos. Todo ello suntuoso.

Para John Richmond, la primavera es en negro y blanco y sobre todo muy sexy, con transparencias en blusas y pantalones

Los minivestidos son la prenda central de esta colección, a los que aplica piedras preciosas y cristales,

Las faldas -decoradas con motivos a cuadros blancos y negros- se llevan con blusas completamente transparentes y las cazadoras, negras y brillantes, se combinan con pantalones en tul.

Laura Biagiotti ha pensado por su parte a una colección de primavera llena de color con estampados de grandes rosas y petunias de con fuertes volúmenes,

Flores de plexiglás adornan las chaquetas o los vestidos de noche, que son negros con elegantes bordados o blancos, largos y vaporosos, de encaje, y muy entallados.

Para la primavera-verano del próximo año, Roccobarocco se inspira a la mujer que encuentra todos los días y de todas las edades, asegura el diseñador que da nombre a la casa italiana.

El resultado es una colección en la que el protagonista es el rosa, aunque combinado con todos los colores de la primavera como el amarillo o el rosa con estampados pintados a mano o con elaborados bordados.

Una mujer que pasea por la famosa y rica isla de Capri durante los años 70 con faldas y vestidos en raso o tafetán y muy estructurados, con cortes asimétricos y grandes volúmenes.

También Roccobarocco propone pantalones, pero siempre adherentes, de encaje transparente y sus chaquetas ceñidas a la cintura se decoran con cascada de gotas de cristal que hacen cada pieza una pequeña joya. EFE