Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Dictan charla sobre impacto de grasas en desarrollo infantil‏

Quito.- En el marco del XV Curso Internacional de Actualización en Pediatría 2013, Mead Johnson Nutrition organizó una charla sobre “El impacto de las grasas en el neurodesarrollo y salud infantil”, de la mano de la prestigiosa experta venezolana Dra. Gilda Stanco, pediatra-especialista en Nutrición Clínica Infantil.

Quito.- En el marco del XV Curso Internacional de Actualización en Pediatría 2013, Mead Johnson Nutrition organizó una charla sobre “El impacto de las grasas en el neurodesarrollo y salud infantil”, de la mano de la prestigiosa experta venezolana Dra. Gilda Stanco, pediatra-especialista en Nutrición Clínica Infantil.


Publicidad

La conferencia estuvo dirigida a pediatras de todo el país y tuvo lugar el pasado 23 de noviembre, en el Swissotel de Quito.

De acuerdo con la expositora, durante los primeros meses de vida de los niños, la neuronutrición o la alimentación del cerebro, tiene una relación directa con la dieta que siguen las madres, ya que los bebés reciben todos los nutrientes a través de la lactancia.

De ahí que enfatizó en la importancia de que las mujeres mantengan una dieta óptima, rica en ácidos grasos como el DHA, pues “el 65% del la masa cerebral está formada por ácidos grasos, de ese porcentaje el 85% está conformado por el DHA”.

El DHA es un componente indispensable para el desarrollo del cerebro, de las capacidades cognitivas y la agudeza visual de los niños. El DHA está presente en alimentos como el atún, el huevo, el salmón o en algunos productos fortificados. Lo recomendable es que se incluyan al menos 20 miligramos de DHA por kilo, en la dieta de los chicos, según Gilda Stanco.

La pediatra explicó que en América Latina están cambiando los hábitos alimenticios, pero hasta hace poco, las personas ingerían grasas nocivas en exceso, lo cual se reflejaba en el nacimiento de niños con bajo peso y con mayores problemas de sensibilidad de los pequeños, ante diferentes enfermedades. “A partir del año de edad se pierde un poco el control de la nutrición en los niños, pero es aquí cuándo más atención se debe brindar, pues es cuando comienzan a desarrollarse todas las funciones cognitivas”, agregó.

Para Mead Johnson Nutrition, el óptimo desarrollo de los niños es una prioridad, de ahí que se preocupa por realizar investigaciones científicas y crear espacios para compartir este tipo de conocimientos que contribuyen con una adecuada nutrición infantil, indicó Isabel Castillo, gerente de producto de la compañía, en Ecuador.

Mead Johnson es una empresa líder en el mundo, dedicada por más de 100 años, al desarrollo de productos innovadores destinados a resolver las necesidades nutritivas de los niños. Actualmente, ofrece más de 70 productos en 60 mercados.

En el 2013, en Ecuador, la compañía recibió el reconocimiento como “Empresa más eficiente” en la categoría Comercio al por mayor en alimentos y bebidas, en la décima edición de los Premios Ekos de Oro.

___

Pie de foto: Dra. Gilda Stancopediatra-especialista en Nutrición Clínica Infantil.