Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Bajan ataques cardíacos y derrames en diabéticos

En medio de la epidemia de diabetes, se produce un destello de buenas noticias: han disminuido los ataques cardíacos, los derrames cerebrales y otras complicaciones que provoca el mal.

NUEVA YORK (AP) — En medio de la epidemia de diabetes, se produce un destello de buenas noticias: han disminuido los ataques cardíacos, los derrames cerebrales y otras complicaciones que provoca el mal.


Publicidad

Durante las dos últimas décadas, las tasas de ataques cardíacos y derrames cerebrales entre los diabéticos han descendido en más de un 60%, de acuerdo con un nuevo estudio federal.

La investigación confirma además informes previos de descensos drásticos de diabetes relacionada a la insuficiencia renal y amputaciones.

Esta baja se atribuye principalmente a un mejor control médico, a los medicamentos y al cuidado. La mejoría tiene lugar en momentos en que el número de adultos estadounidenses con diabetes se ha triplicado en esos 20 años.

“Se trata de una buena noticia”, destacó el doctor John Buse, especialista en diabetes de la Universidad de Carolina del Norte, en referencia a la declinación de las tasas.

“El diagnóstico para las personas con diabetes ha mejorado considerablemente en las últimas décadas, por lo menos para quienes tienen acceso a los cuidados”, indicó Buse en un mensaje electrónico. El especialista no participó en el estudio.

La investigación de la agencia Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) fue reportada el jueves en la revista New England Journal of Medicine.

La diabetes es una enfermedad en la que el azúcar se acumula en la sangre. La forma más común está relacionada con la obesidad, y el número de diabéticos se ha acrecentado con el aumento de la obesidad.

Actualmente, más o menos uno de cada 10 adultos sufre la enfermedad y se trata de la séptima causa de muerte en el país, informaron los CDC.

La gente obesa ya corre de por sí un alto riesgo de ataques cardíacos y derrames cerebrales. Pero a los diabéticos se les estrechan los vasos sanguíneos — una afección que puede provocar mayores problemas.

En los años 90, los principales estudios mostraron que los diabéticos podían mantener bajo control el azúcar en la sangre, la presión sanguínea y el colesterol.

Según la investigación, los problemas de visión y cardíacos, las amputaciones de piernas y pies y otras complicaciones de la diabetes no eran necesariamente inevitables.

Mientras tanto, los programas de los seguros de salud han ampliado la cobertura de dispositivos de control del azúcar en la sangre y el tratamiento de la diabetes.

Gradualmente, el mayor número de diabéticos fue diagnosticado en etapa temprana y cuando el mal no está tan avanzado.

Para el nuevo estudio, los CDC realizaron un compendio de tasas con complicaciones desde 1990 hasta el 2010 para los diabéticos mayores de 20 años.

Durante ese tiempo la tasa de ataques cardíacos bajó 68%, de 141 a 45,5 por cada 10.000 diabéticos, de acuerdo con los registros de hospitales.

La baja fue tan considerable, pese al creciente número de diabéticos, el número de hospitalizados declinó desde más de 140.000 a unos 136.000.

La tasa de derrames cerebrales, declinó en menor nivel pero aun así fue más de la mitad, quedando en 53 por cada 10.000.

Las tasas de ataques cardíacos y derrames cerebrales son casi parejos ahora, dijo el director del estudio, Edward Gregg.