Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Celebridades y arte se entremezclan en Cannes

A una hora al sur en auto del Grand Prix de la Fórmula Uno en Mónaco, en la Riviera Francesa, podría decirse que el Festival de Cine de Cannes es su par como una carrera frenética a alta velocidad, con todo y bandera a cuadros.

Marcelo Mastroianni, actor italiano.

NUEVA YORK (AP) — A una hora al sur en auto del Grand Prix de la Fórmula Uno en Mónaco, en la Riviera Francesa, podría decirse que el Festival de Cine de Cannes es su par como una carrera frenética a alta velocidad, con todo y bandera a cuadros.


Publicidad

Los obstáculos en Cannes son un poco diferentes: guardias vestidos de beige que vetan a los asistentes que no traigan los zapatos o corbatines apropiados; hordas de admiradores se congregan afuera de los lujosos hoteles para ver a sus estrellas favoritas; cinéfilos con gustos famosamente fogosos hacen o deshacen el estreno de una película; y por supuesto, los cineastas que compiten por un prestigiado trofeo, en este caso la Palma de Oro.

“Solía competir en carreras de autos y motocicletas”, dijo el director David Cronenberg. “Soy lo suficientemente competitivo como para querer ganar si me pones en la pista de carreras. Seguro, me encantaría ganarme la Palma de Oro”.

Cronenberg, el realizador canadiense de cintas de terror como “The Fly” (“La mosca”) y dramas violentos como “Eastern Promises” (“Promesas peligrosas”), es uno de los 18 que compiten por el máximo galardón en Cannes, un premio que seleccionará un jurado encabezado por la directora Jane Campion.

Cannes, que arranca el miércoles con el estreno de “Grace of Monaco” con Nicole Kidman, es mucho más que una contienda por la Palma de Oro. Es un encuentro de celebridades en la Costa Azul; es el mercado de cine más grande del mundo, donde se exhiben y se venden incontables filmes; un evento que abarca varios festivales paralelos; y un sitio promocional donde las películas intentan capturar la atención internacional. Pero su base yace en las películas en competencia.

La selección de este año no está muy enfocada en Hollywood y quizás carezca de algunos de los estrenos más anticipados del año (como “Inherent Vice” de Paul Thomas Anderson, que debuta en diciembre). Pero está llena de autores de clase mundial, como Jean-Luc Godard, Ken Loach, los hermanos Dardenne, Mike Leigh y Michel Hazanavicius, quien regresa al lugar donde su cinta muda en blanco y negro “The Artist” se convirtió en una sensación.

Sólo dos filmes provienen de directores estadounidenses: el drama de un luchador olímpico “Foxcatcher” de Bennett Miller (“Capote”), con Channing Tatum y Steve Carell como protagonistas; y el western de Tommy Lee Jones “The Homesman”. De Canadá son tres: además de “Maps to the Stars” de Cronenberg, están “The Captives” de Atom Egoyan y “Mommy” de Xavier Dolan.

“Los canadienses decimos, ‘Epa, esta vez es 3 a 2 a favor de Canadá’. Porque claro que existe esa rivalidad amistosa fronteriza en todo, no sólo en el hockey”, dijo Cronenberg, un expresidente del jurado.

Las películas en competencia traerán a un grupo de actores de primera línea, incluidos los astros de “Twilight” (“Crepúsculo”) Robert Pattinson (en “Maps to the Stars” y el thriller australiana “The Rover”) y Kristen Stewart (en “Clouds of Sils Maria” de Olivier Assayas). Ryan Gosling, en tanto, presentará su debut como director, “Lost River”.

Para el director francés Assayas, estrenar una cinta en la competencia en Cannes es “pura adrenalina”.

“Cannes por alguna razón tiene su propia onda. De verdad es un asunto de química”, dijo Assayas. “Uno puede estar extremadamente orgulloso del filme que hizo y bla, bla, bla, pero uno nunca sabe cómo va a interactuar con el festival de cine, con la vibra del festival. Uno tiene que cruzar los dedos”.

“Grace of Monaco” inaugural el festival con un curioso antecedente. Su director, Olivier Dahan, se enemistó por la edición final con Harvey Weinstein, quien lanzará la cinta en Norteamérica. Dahan estrenará su versión en Cannes.

El director ejecutivo de DreamWorks Jeffrey Katzenberg, por años un asiduo en Cannes, estrenará la anticipada continuación “How to Train Your Dragon 2”, un evento que también coincide con el 20 aniversario de DreamWorks.

“Simplemente es una plataforma increíble el poder promocionar al mundo del entretenimiento mundial lo que sea que uno tenga para ofrecer”, dijo Katzenberg. “A nosotros nos gusta hacerlo de la manera más espectacular posible”.

Cannes también incluye este año una gran fiesta por el estreno de la más reciente entrega de “Los juegos del hambre”, “Sinsajo: Parte 1”, y un evento promocional para la cinta de Sylvester Stallone “The Expendables 3”.

Pero el festival de este año parece inclinarse más al arte que al espectáculo, algo que el cofundador de Sony Pictures Classics Tom Bernard le acredita al director del festival Thierry Fremaux: “Este es realmente su lienzo, como nunca antes lo había sido”.