Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El baldazo de agua helada gana adeptos a diario

No son pocos los que se han unido en todo el mundo a la campaña “el reto del balde de hielo” (“Ice Bucket Challenge” con el fin de recaudar fondos para la investigación de la esclerósis lateral amiotrófica (ELA), todo un fenómeno viral que empieza a tener sus detractores fundamentalmente por el desperdicio de agua.


Publicidad

Iniciada a mediados de julio en Boston por el exjugador de béisbol Pete Frates, quien padece esa enfermedad, la campaña es una cadena solidaria en la que los que son desafiados a arrojarse por encima un cubo de agua helada deben donar 10 dólares y plantear el reto a otras tres personas en las redes sociales.

La lista de retados es interminable y equivale a un “quién es quién” del mundo actual. Hasta el papa Francisco ha sido desafiado a “mojarse”, entre otros por un puertorriqueño que padece la enfermedad y por la cantante colombiana Shakira.

Pero también existe la posibilidad de no aceptar el desafío y en este caso la donación pasa a 100 dólares en lugar de 10, opción que han escogido los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y de México, Enrique Peña Nieto, así como el transgresor actor Charlie Sheen.

Beyoncé, Jennifer López, Justin Timberlake, Giselle Bundchen, Cristiano Ronaldo, Radamel Falcao, Oprah Winfrey y muchas otras personalidades de todos los ámbitos se han sumado a las miles de personas que con ayuda de las redes sociales ya han recaudado unos 40 millones de dólares para la Asociación de la Esclerosis Lateral Amiotrófica, una enfermedad que afecta a las células nerviosas del cerebro y la médula espinal y para la que hasta hoy no hay cura.

Alrededor de un millón y medio de videos de “baldazos de hielo” circulan por internet y las donaciones para la asociación aumentan a un ritmo cinco veces más rápido que en igual período del año pasado.

América Latina no se ha quedado al margen de esta tendencia, aunque donde de verdad tiene eco es en Estados Unidos.

La primera dama de Panamá, Lorena Castillo de Varela, aceptó el desafío y se “duchó” con hielo en el techo de un edificio.

Desde Argentina y en pleno invierno, la diva de la televisión Susana Giménez aceptó el reto del jugador de tenis Juan Martín del Potro e invitó a repetir el gesto a los precandidatos presidenciales argentinos Mauricio Macri, Daniel Scioli y Sergio Massa.

El empresario Samuel Doria Medina, candidato a la Presidencia de Bolivia, aceptó el desafío que le lanzó su compañero de fórmula, el candidato a vicepresidente Ernesto Suárez.

El disidente cubano Daniel Ferrer, líder del grupo opositor Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), no le temió al baldazo y retó a otros opositores como Yoani Sánchez, Guillermo Fariñas y Reinaldo Escobar.

Hasta los grandes señores de internet se han implicado, como el cofundador y consejero delegado de Facebook, Mark Zuckerberg, el cofundador de Microsoft, Bill Gates, los fundadores de Google, Larry Page y Sergey Brin, y directivos de Twitter, Amazon y Apple.

Al expresidente George W. Bush el baldazo se lo echó a traición su esposa Laura, mientras declaraba ante la cámara que no creía que fuera “presidencial que lo bañen a uno con hielo”.

Los hay también que han tenido accidentes a causa de la iniciativa y ya son varios los vídeos que circulan por internet con caídas, golpes con los baldes y resbaladas.

Cuatro bomberos de una localidad de Kentucky resultaron heridos este jueves al intentar lanzar agua helada a un grupo de universitarios, porque la escalera de su camión se aproximó demasiado a unos cables de alta tensión.

Uno de ellos, Tony Grider, de 41 años y con más de 16 años de experiencia en el cuerpo de bomberos, permanece en situación crítica, mientras que otro está estable y fuera de peligro en un hospital y los otros dos solo sufrieron heridas leves.

“El reto del balde de hielo” hace furor en internet y tiene cientos de adeptos, pero otros critican la idea.

Mientras unos opinan que es inaceptable desperdiciar agua habiendo en el mundo cientos de personas que carecen de un bien tan preciado, otros se quejan de que muchos participantes se quedan solo con la “ducha” y no cumplen con lo importante: el donativo.

“No sólo no han realizado el donativo, sino que ni siquiera les han pedido el número de cuenta”, dijo al periódico español Público la presidenta de la Asociación Española de Esclerosis Lateral Amiotrófica (AdELA), Adriana Guevara, sobre algunos de los famosos españoles que participan en la cadena solidaria.

Según la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de EE.UU., el peculiar reto ha hecho que en tres semanas se gasten casi 19 millones de litros de agua potable, cantidad suficiente para dar de beber a 27.436 personas durante un año, publicó el portal The Wire

La EPA recomendó a quienes acepten el reto hacerlo, por ejemplo, en un jardín que necesite riego.

En Colombia, la revista Kienyke también reflexiona sobre el malgasto del agua con esta moda, sobre todo por la sequía que se vive en la costa norte, y publica un vídeo de un señor que le da un coscorrón a un niño por apuntarse al “reto del balde de agua”.

A favor o en contra de esta iniciativa, lo que parece es que el baldazo de agua fría va a seguir creando furor en las redes sociales por un buen tiempo. EFE